domingo, julio 30, 2006

Asombros (segunda parte)

Para todos aquellos que recién llegan y no han leído mi post anterior, sugiero leerlo primero para poder enterarse de cómo viene la mano.
Confieso que no estaba preparada para relatar el diálogo con mi jefe, para contar qué fue lo que me dijo en aquella reunión del viernes que más que una reunión fue un monólogo por su parte. Y si no me siento preparada es porque me muero de vergüenza, sépanlo, de vergüenza ajena más que propia. Pero, me siento muy indignada, con mucha impotencia, tengo mucha rabia y necesito sacármela. En definitiva, este es mi blog y cada uno en su blog es dueño de escribir lo que quiere ya que, todavía, existe la libertad de expresión.
Me fui por las ramas pero, tal como venía diciendo, aunque no me sentía preparada, al leer algunos comentarios que me fueron dejando tales como:

Querida Rosa roja, admito que me muero de ganas de saber qué es lo que te dijo ese tipo, pero si no lo has mencionado ex profeso, es porque te incomodaría aún más saber que lo sabemos. (Luzbel)
Hay gente que entra en la vida de los demás como topadora: sin preguntar ni avisar.(Eduardo)
Creo que ni todas las respuesta que encontraramos, nos dejarian sastifecho sobre la actitud de tu jefe. Creo que con esas piedras que tiro se formaria una linda pared de contencion para no dejar pasar absolutamente nada de su mierda. (Charruita)

que tanto agradezco porque son los que me han dado fuerzas para poder contar lo que me sucedió. Tal vez para algunos/as sea una tontería y para otros no o para algunos yo sea una idiota pero a mí me dolió, me dolió mucho.
Antes del relato, quisiera explicar dos cosas a saber:
1) Se que por más que lo diga yo no tienen por qué creerme ya que todavía ningún bloguero me conoce (aunque espero que nos encontremos pronto en alguna reunión blogueril, sería muy lindo). Lo que digo es que (el día que me vean lo podrán comprobar) si algo sí que soy es femenina, soy una mujer a la que le encantan los buenos perfumes, las colonias, vestirme clásica sí pero normal y no estrafalaria, en fin.. no se qué palabra utilizar pero creo que femenina, desodorizada, perfumada y me fascinan los largos baños de inmersión con sales.
2) Mi jefe es un tipo extraño. Bastante raro en muchos aspectos. Tal vez en cosas simples o carentes de aparente importancia. Suele perder papeles de trabajo, carpetas, lo que fuere y si él pierde algo y se le mete en la cabeza que lo tiene fulanito nadie puede sacarle de su cabeza que fulanito ni siquiera vio esa carpeta. Sólo un ejemplo. Hay muchos. Se le metió en el cerebro que yo fumo dentro de mi habitación y ya le dije dos veces que no fumo dentro de la habitación de casa pero el tipo no me cree porque no coincide con lo que él se figuró en su cerebro. Y así es con todo, cuando él piensa que algo es de x manera, tiene que ser así y no lo contradigan.

Para no extenderme más, sólo dejaré el diálogo que tuvimos el viernes en su oficina. Sin palabras. Acá va:

Sentados frente a frente en sendas sillas:

El: Mirá..... yo tengo que decirte algo... Antes que nada quiero que sepas que a mí me asombra mucho todo esto porque vos sos una persona inteligentísima. Entonces, yo no entiendo cómo puede ser que con tanta inteligencia haya algunas cosas que no vayan bien... No me encaja esa parte pero quiero que comprendas que te lo digo por tu bien. Eso sí, me seguís pareciendo una persona con una inteligencia superior, pero.... bueno yo no se cómo decírtelo. Te aseguro que lo hago con el mayor pudor, a mí esto me da pudor pero te lo tengo que decir igual ya que es por el bienestar de la empresa. ¿Entendés? Para poder hablar de esto no me queda más opción que meterme en tu intimidad.

Yo: ¿¿¿....???

El: Se que es fuerte. Reitero, a mi me asombra mucho porque se contradice con tu inteligencia.

Yo: ¿¿¿....???

El: Lo que tengo para decir se que es muy fuerte.

Yo: Bueno, adelante, lo escucho. (otra no me quedaba :-(

El: Mirá que es muy íntimo. Me meto en tu intimidad pero es por tu bien y por el bien de todos.

Yo: ¿¿¿....???

El: Tiene que ver con tu higiene personal.

Yo: ¿¿¿con quéeeee???

El: Vos tenés que cuidar mejor tu higiene personal. ¿Me entendés?

Yo: ¡No! No lo entiendo....

El: Vos sabés que tenés olores. Yo te siento malos olores.

Yo: ¿Eh? ¿Qué? ¿Qué me siente olor? ¿Olor a qué?

El: A descuido en tu higiene.

Yo: Mire.... yo puedo tener muchos defectos pero ese seguro que no. Me baño, me perfumo, me desodorizo, no entiendo.

El: Bueno, no se. Pero todo tu cuerpo tiene mal olor. Y no es que lo sienta sólo yo. D. también lo siente igual. A ella le molesta, sólo que no te lo va a decir.

Yo: Le aseguro que yo no me siento olor a nada y que me higienizo adecuadamente desde siempre y no ya por la oficina y el trabajo sino por la vida en general. A mí tampoco me gustan los malos olores.

El: Me alegra que lo entiendas porque vas a tener que higienizarte mejor. Preguntale a D. como cosa tuya ¿eh? No se lo preguntes hoy porque se va a avivar que yo te hablé. Preguntale el lunes, decile que una amiga tuya te lo dijo, comentáselo a ver ella qué opina...

Yo: Me extraña. Me extraña mucho porque si D. sintiera esos olores tan fuertes me lo hubiera dicho. No se... tenemos una buena relación laboral y pasamos muchas
horas juntas, las dos somos mujeres y entre mujeres estos diálogos son más fáciles... no se qué decir...


El: Y te digo más. A veces tus olores son insoportablemente fuertes.
¿Nunca te preguntaste por qué D. siempre enciende un sahumerio cerca tuyo?


Yo: ¿¿¿Eh??? ¿Está seguro de que soy yo?

El: Segurísimo. Te estoy hablando por tu bien para que mejores acá adentro y en la calle, en la vida en general. Porque causa rechazo hablar con alguien con tan mal olor. No se, ¿vos te analizás?

Yo: Sí.

El: Bueno, conversalo con tu psicóloga. Contale lo que estoy diciendo. De todos modos, me meto un poco más en tu intimidad y me permito darte unos consejos que te pueden ayudar. Bañate más veces por día, si una no es suficiente bañate dos. Cambiate la ropa íntima cada día. No uses dos días seguidos la misma ropa porque el olor se impregna.

Yo: Escuche, lo que ud. huele ¿no será olor a pucho? ¿mal olor de algún otro lado?

El: Bueno, olor a cigarrillo tenés siempre, hasta el pelo impregnado, pero eso es otra cosa. Tampoco me gusta, pero si fuera olor a cigarrillo todavía... Ya te digo. Mirá, yo antes metía toda la ropa en la bañera y me la lavaba a mano. Hacelo a diario.

Yo: Sí... La verdad es que no se qué decirle... Ud. ¿en este momento, por ejemplo, en el que estamos hablando me siente olor?

El: Sí.

Yo: (oliéndome toda, las axilas, todo) Le juro que yo no siento olor a nada.

El: Yo sí. Pero hoy es más suave. Otros días es muy fuerte. Tan fuerte lo siento que me cuesta acercarme a vos y hablarte. Además, no me gustaría que fueras a visitar empresas. Prefiero no mandarte porque la gente te lo va a sentir y yo tiemblo, aunque no te lo van a decir y yo no quiero pasar por eso.

Yo: Bueno.... le agradezco que me lo diga. Voy a ver si es así o no... Si es así voy a tratar de corregirlo... No por ud. sino por mi vida social en general con todo el mundo. Yo detesto el mal olor.

El: Sí, tal vez los lugares encerrados, el olor a frito que se pega, vos fumás en tu habitación.

Yo: No, yo no fumo en mi habitación y esta es la segunda vez que se lo digo. Por motivos familiares no fumo ahí, me crea ud. o no, y también por mi porque no me gusta dormirme con el olor de las colillas apagadas.

El: Bueno. Listo. Eso era todo. No le digas nada a D. hasta el lunes y preguntáselo como quien no quiere la cosa, como que te lo dijo una amiga y vos le pedís su parecer... Yo lo único que te digo es que cuides más tu higiene personal. Y ya que mantuvimos esta conversación, esto me habilita para preguntarte en diez días qué pasa si vuelvo a sentir los mismos olores. (fin del diálogo).

Salí de su oficina hecha una piltrafa y sin saber quehacer. Me fui a dar una vuelta manzana y regresé porque se me caían las lágrimas. También pensaba en D. Si ella pensaba igual que él por qué no me lo había dicho. No sabía quehacer, era una mezcla de odio, bronca, impotencia, humillación. Cuando regresé a la oficina, nos dispusimos a almorzar con D. Yo observaba todos sus movimientos para ver si a ella le molestaba comer cerca mío. Ella me notó rara y también me dijo que tenía muy mala cara. Después encendió un sahumerio pero lo de encender sahumerios es un ritual de todos los días y es para despejar el olor a cigarrillo o eso es lo que yo creo. Entonces, ya no me pude contener más y le hablé. Le conté a D. todo esto que me había pasado y le pedí que no le diga ni palabra a él y que lo único que me interesaba s que sea sincera en la respuesta. D. casi se desmaya del asombro. Me aseguró varias veces que no, que eso no es así bajo ningún punto de vista. Que este tipo es un animal porque aún si así fuera ella no se lo diría a nadie pero que en mi caso para ella no era así, que ella no pensaba en eso, que de hecho almorzamos todos los días juntas, tomamos mate juntas, charlamos juntas y si a ella le molestara algo ya hubiera encontrado alguna forma de alejarme, que el sahumerio lo prende porque le gustan los sahumerios igual que a mí y es como un ritual: compartir unos mates o un almuerzo y encender un sahumerio y de paso despejamos el olor a tabaco, nada más, que en su casa también los enciende al igual que yo en la mía. Que, definitivamente, nuestro jefe o está loco o es un hijo de puta pero que es evidente que goza hiriendo a los demás. Todo eso lo dijo D.
A mi me dolió bastante, me hirió, se me caían las lágrimas de la bronca que siento y pasé todo el fin de semana oliéndome, bañándome, perfumándome, pero más que nada oliéndome como una manía. Tratando de ver si el hombre tiene razón o no y no me siento olor a nada. Escribo esto y me sigo oliendo.

Etiquetas:

35 Comentarios:

Anonymous licantropica dijo...

dios...

QUE CHABON PELOTUDO!

jejejeje

rosa roja... ya tu blog desprende las fragancias de los pimpollos...

No se ni que decirte.. es tan surrealista lo que escribis..

empezamos una colecta para sacarle la sinusitis a tu jefe????' Blogueros del Mundo: Unios en busca de la nariz pal jefe de la Rosa roja!


bue.. pa que veas que no me asustas tan facil... sigo sosteniendo que armemos el encuentro bloguero. tendras un mail, donde poder contactarte? te escribi a algun yahoo que encontre x ahi, pero parece que no funcionó..

un beso, rosa...no le hagas caso a los estupidos..

Vixen

31 de julio de 2006, 09:27  
Anonymous Anónimo dijo...

Rose Rouge, le auguro la mayor de las fortalezas para que la convivencia con ese hombre se torne lo más llevadera posible.
Cuando leí la primera parte me quedé pensando mucho en el tema y no se me ocurría realmente de que pudiera tratarse.
Por un momento pensé en algo que a Ud. la hubiese podido afectar y que tal vez a uno no, pero es algo inadmisible lo que este hombre hizo, y debe haber un goce particular de parte de el que tendrá que ver con su parte más oscura, por eso le deseo que pueda llevar de la mejor manera lo que ocurrió, porque olvidarlo ya no sería de humano, por eso, sobrellevarlo es la idea...
Creame que cualquier cosa que se me ocurra y que que piense que pueda serle de utilidad, se la "bloguearé".
Me trajo a cuento que muchas veces durante la escuela primaria había una compañera que era adicta a recalcar al otro su mal aliento, nunca entendí el motivo, e increíblemente cuando fui la receptora de la crítica, tampoco me afectó, le agradezco el tunel del tiempo que me regaló...
Le deseo la mayor de las suertes en este manic monday.

31 de julio de 2006, 15:33  
Blogger la otra frontera dijo...

Evidentemente el que tiene un problema de higiene...mental es tu jefe.No se hasta que punto se puede acosar en el trabajo a una persona , pero lo cierto es que contigo lo estan haciendo "mobbing" en grado superlativo,yo lo denunciaria.
¡ANIMO! Y MUCHOS BESOS

31 de julio de 2006, 17:07  
Anonymous Anónimo dijo...

ES CIERTO, es mobbing.
Guardá pruebas.

31 de julio de 2006, 17:13  
Anonymous Anónimo dijo...

Estimada Sra.:
caí por casualidad en su blog y le voy a contar algo muy similar que muy cerca de mí pasó.
La esposa de un amigo familiar, alemana, mujer inteligentísima y culta, olía francamente mal, muy mal. Nunca supimos si no se duchaba a diario o, si lo hacía, no se cambiaba de ropa interior. Olía, desde luego, a no hacer ni lo primero ni lo segundo, durante tiempo y tiempo aunque su aspecto físico indicara lo contrario.
Una mujer de verdad con aspecto de auténtica persona aseada.
Lo cierto es que a lo largo de 15 años aprox. tuve el honor de su compañía por unas u otras razones, aunque, a decir verdad, siempre con el gran problema del olor que desprendía.
Por supuesto, jamás comenté nada al respecto ni con ella ni, por supuesto con su esposo, de gran confianza en mi familia como le digo.

La cosa es que fué contratada en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid por su gran prestigio, profesionalidad y curriculum y como era mínimo su conocimiento de ofimática pasó por casa un par de semanas antes de su incorporación para irse familiarizando y no parecer un pato en el nuevo puesto. Fué horrible sentarse a su lado durante horas. Se lo aseguro.
Cuando salía, había que ventilar el cuarto donde había permanecido.

Un par de meses mas tarde me contó, casi exactamente, lo que usted cuenta en su post, llorando, afectadísima, hundida. Y la consolé quitándole importancia pasando por el tema "de puntillas".
Es decir,
la llama su superior en el Consejo y, a solas, le dice lo que a usted le dijo el suyo añadiendo, como en su caso, no era ni más ni menos que el portavoz de sus desesperados compañeros de trabajo a los que preguntó ella después y se lo negaron por completo desacreditando al supuesto portavoz, como a usted su amiga.

Su marido, a solas, por la confianza que nos teníamos, también me contó lo horrible e injusto de la situación y la humillación que debía soportar su mujer, para que yo le dijera si había notado el mal olor del que la acusaban, tras años y años de trato.
Naturalmente, se lo negué.

Después, me vi con ella nuevamente, quería verme por que dijo, "tu que me conoces tan bien y de tantos años... dime".
También se lo negué.

Le cuento esto por que el resto de los amigos y mi familia nunca entendimos, desde años atrás, como ni su esposo ni sus hijos no lo notaron y si lo hicieron, por que no le llamaron la atención.

Pues ya ve, siempre fue un auténtico misterio para todos el hecho de que oliera tan horrosamente mal (cuando se movía aún peor) y nadie, nadie, se lo dijera.
¿Como se lo iba a decir yo?.

Lo consulté con varios facultativos amigos que no la conocían, contándoles el misterioso caso.
La respuesta fué unánime por parte de cada uno de ellos por separado.
La pituitaria del sujeto afectado y de los que conviven con él es incapaz de notar el olor sencillamente por acomodación de la misma al mismo.

Con esto que me atrevo a contarle, no le quiero dar a entender que sea su caso. Solo se lo relato por la similitud, casi calcada, del desarrollo del asunto.

Es decir, los compañeros y amigos, incluida yo misma, no nos atrevimos jamás a ponerle "el cascabel al gato" ¿comprende?.

Dudé, no lo niego, antes de decir y repetir "no noté nunca nada" y no es que me sienta orgullosa por mi falta de sinceridad pero lo que sí le puedo asegurar es lo mal que me hubiera sentido confesando lo que durante años soporté sin el menor gesto, por verdadero cariño.
También, la verdad, por que seguramente hubiera perdido a los esposos amigos de toda la vida a los que después, desgraciadamente perdí, en accidente de automóvil.

Espero no le moleste lo que le cuento, repito. Aporto mi experiencia personal en el delicadísimo asunto que a usted le está afectando.
No sufra usted más por ello. Tome sus prevenciones en la verdad o en la mentira y adelante!!
Un saludo afectuoso.

31 de julio de 2006, 18:20  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Lo que hago a veces al leer este tipo de confesiones personales, donde hay personas involucradas que afectan o se ven afectadas por "situaciones sopresas" es tratar de no involucrarme con los personajes, por lo menos en primera instancia.-
Humor grotesco, negro y surrealista. Asi definiría a la cuestión, que me inspiró en un primer momento, leyéndola en frio, risa. Si, pero esa risa nerviosa de situaciones tragicómicas. Y luego, poniendome en tu lugar me pareció sumamente humillante.-
El tipo este, que resulta ser tu jefe, es alguien totalmente inexperto en cuestiones de buenos modales, o buenas costumbres o como quieras llamarle. Otro gerente con las nueronas mejor puestas y el don de diplomacia, creo que para transmitir algo tan íntimo a su personal, podría haber llamado a reunión general o enviar un email a TODOS los empleados - incluyéndose - y decir algo como: "Señores, esta es una empresa que se sostiene, entre otras cosas, por el "marketing personal" de sus miembros. Una de las aspectos que quiero enfatizar es verdaderamente muy íntimo en cada uno de nosotros" (Básico que se incluya el tambien). "Entonces quiero que todos nos fijemos si, por cuestiones hormonales o similar no estamos despidiendo algun tipo de OLOR CORPORAL que pueda no ser apreciado como placentero por el resto de compañeros de trabajo, y, tambien por nuestros clientes.". Y podría continuar asi: "El llamado de atención lo hago público porque me llegaron comentarios relativos al tema, en circunstancias que no vale la pena aclarar en este momento." ... No sé es algo que se me vino en este momento a la mente. Si es realmente algo que a el o a alguien le molesta, que lo trate de forma generalizada y no puntualize o victimize a nadie !!
Si, el tipo es una BESTIA. Y te hizo sentir la mas zorrina, me imagino.-
Te juro que la situación me parece tan estresante, que trataría de buscar otro trabajo, o, como sugieren 2 bloggers, ver la forma de denunciarlo por mobbing.-

1 de agosto de 2006, 00:55  
Blogger charruita dijo...

Rosa Roja, juro que lo leo y lo leo y no puedo creer que exista una BESTIA de jefe asi en el mundo! pero los hay...I know!

Me parece surrealista total! algo de pelicula...tragicómico! En USA esto seria una gran demanda que te forraría de guita! y te daría el lujo de mandar a la mierda ese empleo.
Pero ahí no se como es la historia...pero si podés demandar, hacelo.

Cambiando de tema, pasa por mi blog que Theo y yo dejamos un regalito para nuestra familia bloggera. Ojalá estés menos angustiada por lo sucedido.

Cuidate!

1 de agosto de 2006, 05:23  
Anonymous pedroperico dijo...

¿Te quedan bombones en la caja?. Pon ciuanuro en uno de ellos y ofreceselo a tu jefe como acto de concialiación, mas que nada para evitar que tu economia se desmorone por procurar llenar la oficina de aromas y efluvios a cual mas costoso.
(he leido todo el relato y los comentarios freudianos al mismo, y me he movido entre la sonrisa y la tristeza por la situación. De todo esto saco en conclusión que pareces una tia con capacidad para llegar a cambiar de trabajo, por ejemplo una perfumeria). Besos.

1 de agosto de 2006, 07:48  
Blogger reuben dijo...

Se me ocurre recordar dos cosas (que probablemente no vengan al caso): una es una estrategia que suelen usar las minas, decirte que fulana es sucia buscando que te deje de interesar. Otra es una teoría que escuché de un tipo (piradísimo) que decía que no soportaba la presencia de las mujeres ciertos días que exhalaban demasiadas feromonas (bah, hormonas femeninas supongo).
Igual, en cualquier caso no conviene perseguirse por lo que cierta gente diga o piense, por lo que leí, tu jefe debe vivir en una nube de patchouli.
Saludos

1 de agosto de 2006, 16:04  
Blogger Zalet dijo...

Hola, humildemente, al margen de que sea cierto o no (entre parentesis calculo que no debe ser cierto, porque uno se conoce y sabe si cada mañana se pone un poco de perfume o demas) a mi me llamo la atencion la parte en que dice " ya que mantuvimos esta conversación, esto me habilita para preguntarte en diez días qué pasa si vuelvo a sentir los mismos olores". No seria la primera vez que se inventa un motivo de despido, no? No se, capaz me equivoco, quiza no. Yo prestaria mas atencion a su conducta que a su tonta excusa. No se, quiza me equivoque, quiza no.
Tranqui, simplemente, si te sentis comoda, planteaselo a tu psicologa, ella seguramente va a saber decirtelo como es debido, en el caso de que sea cierto, o ayudarte a resolver la situacion, si es falso. De cualquier manera, todo tiene solucion no, ya sea el olor personal, o el acoso del jefe.

2 de agosto de 2006, 05:15  
Anonymous licantropica dijo...

nada..nada..

te vengo a regalar esta rosa (rosa para el caso) que encontre en un link de un fotolog..


http://www.fotolog.com/beautiful_soul/?pid=15881135

3 de agosto de 2006, 02:33  
Anonymous Su dijo...

Hola, es la primera vez que comento algo en tu blog, pero me has tocado el corazón. No te obsesiones con lo que te ha dicho tu jefe, si quieres aliviarte un poco el alma pregunta a la gente de tu entorno que realmente te quiere y aprecia, porque si es así y tú tuvieras realmente un problema te lo dirían sin más (si te lo ocultan no son tus amigos, creeme). Y estoy de acuerdo con quien comenta por ahi arriba que podría ser mobbing, ármate de pruebas y sobre todo, no vuelvas a hablar con él de este tema a solas, lleva a alguien contigo si de lo que quiere hablar es del tema en cuestión. No sé como funcionan las empresas por ahi (soy española) pero por aquí tenemos una cosa que se llama "comité de empresa" que son trabajadores que se encargan de velar por los derechos de los otros trabajadores, y que en casos así van muy bien porque tú puedes pedir que estén presentes si tu jefe te cita para algo que podría dañarte.
En fin muchacha, que alguien que escribe como tú no puede oler mal, tu blog destila buen rollo y un suave perfume, no le hagas caso a ese cabrón, y ánimo... si desde la distancia podemos ayudarte para eso estamos ;)
Un besito español

3 de agosto de 2006, 05:26  
Blogger La Divina Ceremonia dijo...

termino de leer tu post y ya desde acá huelo tu suave perfume, en realidad vos me lo hiciste oler con la descripción de tus baños y perfumes (es como la memoria emotiva en teatro), me pregunto...: una rosa tan viva puede oler mal?, no creo, una persona tan sensible puede acaso no detectar un desequilibrio en la atmósfera? umm...
sabés lo que creo que pasa, que el olor lo tiene él impregnado por estar tan lleno de mierda.
la verdad que me gusta leer historias anónimas, me gusta imaginarlas también, en el fluir de tus palabras es como que viaje a vos y formé parte de tu vida por un momento, ¡que loco! a veces necesitamos tanto ser escuchados o leídos que llegamos a contar cosas tan íntimas, como una suplica al mundo de justicia, también a veces caemos en la ceguera de la razón absoluta y no diferenciamos entre lo que "es" y "creemos", en fin de alguna manera llegué hasta acá por la libre navegación, por el magnetismo o por mi estupidez, pero no podía no decir nada, es mi herramienta: las palabras, no te conozco y quizás nunca te conozca (suelo perderme) sin embargo hay algo que sí conozco y es una partecita de tu vida, me voy y yo estoy del otro lado expresándome este es mi blog.

3 de agosto de 2006, 11:32  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Mi infinito agradecimiento y una respuesta muy breve para TOD@S En este breve mensaje quiero decir a cada uno de ustedes que gracias a los comentarios que me dejaron me fueron haciendo sentir muchííísimo mejor de lo que estaba. Ahora ya es tarde y estoy muy agotada pero no quiero que pasen más días sin decir una palabra que más que ganadísima la tienen y la merecen. Vengo leyendo a todos, siguiendo cada uno de los mensajes y no perdiendo palabra de nadie y cada cosa que leo me ayuda más. ¿Qué decir? GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS! Prometo que mañana a la noche y con tiempo responderé a todos como se lo merecen.
Un beso para todas y todos!

4 de agosto de 2006, 00:39  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

MUY BREVES
Licantrópica Confieso que me arrancaste una sonrisa con tu primer post (y eso ya es mucho). Por supuesto que me encantará armar un encuentro bloguero para aquellas que quieran sumarse. Yo estaré encantada de la vida y si las demás no pueden sumarse, nos encontramos nosotras. No te asustes para nada que ya comprobarás si nos vemos que no hay olor a nada :) Como mucho a perfume o a cigarrillo, eso sí, porque fumo.
Mi email para todos está en el perfil pero, además, lo he puesto acá en el índice arriba y visible. Mandame un email cuando quieras, lo mismo corre para las demás y también para los anónimos que tan hermosas palabras han escrito.
Aquí lo dejo:

rosaroja217@yahoo.com.ar

Ah!! Mil gracias por la rosa que me regalaste, ya la vi y me encantó.

Anónimo 1 Me encanta lo de "Rose Rouge" porque me encanta el francés! Sí, es inadmisible! Y lo que sea que se le ocurra bloguéemelo sin temor. Ya mañana le respondo en detalle a todos!

La Otra Frontera Lamentablemente, en Argentina lo de denunciar sirve de muy poco :( y, además, perdería mi trabajo y no puedo darme ese lujo :( Gracias por tus ánimos!

Anónimo 2 Me encantó que comentaras! Y lo de guardar pruebas es complejo pero se me ocurrió tal vez grabarlo? Qué te parece?

Anónimo 3 Me fascinó su relato de la alemana. Yo también viví situaciones así tolerando olores de alguna persona sin atreverme jamás a decirlo. No es mi caso, se lo garantizo. Pero me encantó su extenso mensaje y su historia. Ya me explayaré.

Sí, María, el tipo es un bestia porque algo falla en su cerebro, evidentemente. La historia es tragicómica y humilante y humorística a la vez, aunque más lo primero que lo segundo.

Querida Charruita Sí, tal cual: un bestia! Ya paso por tu blog a mirar tu canción Marilina de regalo en detalle. Gracias!!

Pedroperico Me encantó que hayas comentado y me encantó lo del cianuro en el bombón, me has hecho reir! Ya te visitaré y te respondo aquí en detalle.

Reuben El tipo está "quemado". Ja! Si me tengo que inclinar por algún de tus dos opciones es por la primera más que por la segunda.

Zalet NO, no es cierto. Y también a mí me llamó la atención eso de que esto lo habilita para... No Señor! No permitiré que vuelva a hablar de ese tema ni lo habilitaré para nada que sea meterse en mi vida privada.

Su Mil gracias por comentar y puedes hacerlo siempre que lo desees. Gracias por decir que llegué a tu corazón, me hizo bien. Y sí, la gente que me rodea y me quiere (mis padres, por ej.) y me lo dirían si así fuera no sienten ningún olor a nada de verdad. Gracias por tu ayuda. Espero que me sigas comentando. Yo te visitaré asi que nos seguimos leyendo.

La divina ceremonia Nada de estupidez. Gracias por haberte expresado y con palabras tan cálidas. Sos un sol!! Y, por supuesto que nos seguimos visitando. Ya te visitaré yo.

No deje nadie de comentar. Me está haciendo muy bien. Mañana a la noche responderé a todas y cada uno de ustedes.

4 de agosto de 2006, 01:07  
Blogger Eduardo Mangiarotti dijo...

Usted siga adelante. Evidentemente este tipo tiene algún problema que le perturba los neuroconectores y no le permite ni oler ni pensar bien... y no digo más porque me frena la investidura, jajaja.

4 de agosto de 2006, 01:39  
Blogger Analía dijo...

Querida rosa roja. Yo que ud. no me aflijo.
Le digo algo con sinceridad, yo creo que hay que querer muuuuucho a alguien para decirle una cosa de estas; por experiencia personal, nos ha tocado decirle esto a un amigo en cierta oportunidad, y es mucho màs fácil hacerse el tonto y listo. Pero es un deber de caridad hacerlo.
Si no es el caso de su jefe, y es lo que me da la impresión, bueno, tómelo como que está loco y listo. No le de vueltas más al asunto.
No descartaría mobbing.
Por fin me quité la curiosidad de saber qué le había dicho su jefe! Había leído el post anterior pero no lo había comentado.
Un gusto conocerla. No llore por eso.
Es más voy a contarle algo: una vez me tocó compartir el departamento con un alemnacito taaaaaaaaan mal oliente, pero tan buen chico, que cada vez que siento olor a chivo, me acuerdo con una sonrisa y cariño de él. Hay cosas más graves hombre!

4 de agosto de 2006, 12:21  
Anonymous marta drooker dijo...

Caramba¡¡¡ Una falta unos días de la blogosfera y las cosas se ponen al rojo vivo¡
Rosa.... Rosa... Rosa Roja... Leopoldo MArechal decía que junto con el nombre nos dan un destino... Vos elegiste llamarte Rosa Roja en este espacio virtual... y eso huele bien... junto con el nombre te diste un destino... y la fragancia de las rosas rojas es única,famosa y agradable
Que justo vos recibas un maltrato laboral -porque eso es lo que te sucedió- por una cuestión de aromas, no deja de ser una de las tantas paradojas que sazonan esta vida.
La mayoría de los llamados JEFES, no tienen vocación ni liderazgo. De allí que casi todos sean psicópatas.Y bueno, doña, usted trabaja con uno. Podrías hacer como Kafka, el que para resolver el terrible rechazo y hasta repulsión que le provocaba su padre, se imaginó que lo mataba, soñó su aniquilación y pudo manejar su angustia. Entonces, en vez de matar al padre psicológicamente, podrías intentar MATAR AL JEFE en tu cabeza.

En fin, Rosa, de vez en cuando hay que sacar las espinas para defenderse.
Lo directo y sencillo de tu relato es conmovedor.
Todos hemos Tenido o tenemos un jefe, todos alguna vez hemos sido maltratados.
Un fuerte abrazo y saludos a Atanasio , que es la medida de todas las cosas. Por suerte.

4 de agosto de 2006, 20:28  
Blogger mi otro yo dijo...

Hola!!!!
Bueno ya me ire poniendo al día con tus escritos.
Solo queria saludar

5 de agosto de 2006, 00:17  
Blogger larosaroja dijo...

Licantrópica Jajaja!! Quiero que sepas que me encantó lo de "Qué chabón pelotudo". Eso mismo me dijo mi compañera de trabajo D., aunque ambas coincidimos que más que pelotudo es un tipo que está enfermo psicológicamente. Un "quemado", jaja! Lo triste es que una necesita del trabajo y, por ende, hay que soportarlo :( No, no es nada sencillo trabaja con él. Se dice y se desdice con una facilidad que no tenés idea.
Te juro que no tiene nada de surrealista; lo que conté es exactamente lo que me pasó :( bien realista, lamentablemente... Lo de sacarle la sinusitis también me encantó y pegaste en el palo porque tiene sinusitis de verdad, Jajaja! Ya me notarás más calmada... No lo estoy, pero bueno... voy intentando tomarlo como de quien viene, un hombre que no está bien... lástima que justo me lo tuve que cruzar yo :(
Lo de organizar un encuentro me parece fantástico, ya te lo dije antes, nos organizamos bien y listo. Y sin temor, Licantrópica, ya comprobarás que no huelo a nada malo! Y mejor si nos encontramos así tengo una testigo de que no huelo mal ;) Avisame cuando andás por acá y nos tomamos un cafecito, con perfume y cigarrillos, jeje.
Un beso para vos. Y no creas, los que parecen estúpidos pero no lo son, son los más peligrosos porque son dañinos. Los estúpidos verdaderos no hacen mal a nadie. Besos y mil gracias!
Juro que me han emocionado los comentarios tuyos y de todos los que aquí comentaron y los agradezco, una y mil veces, porque lograron animarme. Lo que él dijo fue muy fuerte y me estaba haciendo sentir la última miserable sobre la tierra. Todos ustedes lograron que me reanime. Y eso sí que lo valoro mucho.

5 de agosto de 2006, 00:46  
Blogger larosaroja dijo...

Anónimo 1 No se tu nombre y no se cómo llamarte (por eso numeré los anónimos). Ya te dije que lo de Rose Rouge me puede :) Gracias por augurarme la mejor de las fortalezas para que las hors diarias que paso con ese hombre se me hagan lo más llevaderas posibles. Le garantizo que lo voy a necesitar para hacer más simple mis horas ahí adentro, o al menos mi relación con este loco. Me gustó la parte en la que me dice que el tipo siente alguna especie de "goce particular" y que tendrá que ver, seguramente, con su parte más oscura. Eso mismo me dijo mi compañera D. y ella entiende más que yo porque hace 14 años que trabaja en esa empresa y que lo soporta así que supongo que nuestras deducciones están en lo cierto. Y sí los seres humanos todos tenemos una parte oscura, es cierto, pero cuando ese lado oscuro raya con lo perverso es aún más terrible, me parece... Le agradezco su intención de bloguearme si se le ocurre alguna buena idea. Toda idea sirve porque para tratar con gente así hay que estar bien alerta y estar preparada para cualquier locura que se le cruzara por la cabeza en el futuro. No dude en bloguear o en enviar un email. En el índice arriba he puesto mi correo electrónico a disposición de todos.

5 de agosto de 2006, 00:55  
Blogger larosaroja dijo...

La Otra Frontera Estate segurísima que no es correcto acosar a nadie en el trabajo, en ninguna medida. En un trabajo se debe cumplir una tarea y recibir una remuneración por lo que una hace. Punto. No hay nada que justifique el hecho de meterse a opinar sobre la vida de nadie y, mucho menos, cuando la vida del otro ni siquiera se conoce, como en este caso, ya que él de la mía no sabe nada. Un beso.

5 de agosto de 2006, 00:58  
Blogger larosaroja dijo...

Anónimo 2 Honestamente, quiero decirte a vos y a todos los demás anónimos que me siento muy contenta de que por fin se hayan animado a comentarme. Se nota que hay algunas personas que me leen y, por algún motivo que ignoro totalmente, se mantienen en silencio. Por eso me ha hecho tan bien que, con este post, se hayan animado a romper ese silencio y a pronunciar sus palabras ya que me están ayudando.
En cuanto a guardar pruebas... no se cómo hacerlo... Sólo se me ocurren dos cosas: no volver a hablar con él de este tema particular a solas (negarme y si quiere volver a hablar que sea delante de otras personas) o si tuviera que escucharlo a solas grabarle el diálogo. ¿qué opina?

5 de agosto de 2006, 01:02  
Blogger larosaroja dijo...

Anónimo 3 Me alegra mucho que haya caído ud. de casualidad en mi blog. Espero, sinceramente, que regrese aquí y que no tema a ningún mal olor. Si tuviera ud. un blog, yo estaré encantado de leerle. Con respecto a su relato sobre la alemana, le reitero que me encantó y toda historia contada deja siempre una moraleja. Se que no tengo formas de probarle que, en mi caso, lo del mal olor no es real y sólo pasa por la imaginación o locura que produjo el cerebro de mi jefe. Vaya a saber qué concho fue lo que olió y por qué lo asoció conmigo que no tengo nada que ver. Todos podemos tener un mal día y no niego que, quizás, en alguna oportunidad (en verano, por ej.) tal vez alguien (yo o cualquier persona) pueda tener, por algún motivo, olor a transpiración pero eso lo vería como una excepción y no como algo que sucede a diario. Porque se que me baño, porque se que soy femenina y delicada, porque me pongo colonia, porque me encantan los buenos perfumes, me gustan los sahumerios y el aroma que dan al ambiente, por mil cosas se que no es mi caso, pero claro que no lo puedo demostrar a menos que un día me vea ud. en vivo y ahí se daría cuenta de lo que estoy hablando. Si hay algo que me seduce de cualquier mujer es la femeneidad así que ¡imáginese! Espero contar con sus comentarios y por qué no con más historias suyas próximamente. Ha sido un placer su lectura.

5 de agosto de 2006, 01:11  
Blogger larosaroja dijo...

María del norte Efectivamente: humor negro, grotesco y surrealista y risa nerviosa, tal cual. Ahora bien, te garantizo que sentada frente a frente con él en su escritorio no me produjo risa sino ganas de matarlo :) ¿Será que desde que veo el unitario de "Mujeres Asesinas" me estoy contagiando? Jajajaja!! La situación es, completamente, humillante. Creo que mi jefe es nulo en lo que hace, exclusivamente, a las relaciones humanas en general. Es muy egocéntrico y egoísta, sólo es él y su ombligo, si hiere o no a los demás le tiene sin cuidado... Eso también me lo dijo D. pero yo lo pienso. El planteo que hacés me parece que hubiera sido de lo más acertado. Podría haber dicho lo mismo sin herir a nadie de modo generalizado mediante un e-mail dirigido a todos sus empleados. Pero, evidentemente, me convencí de que carece de tacto y entiende cero de relaciones humanas. Mil gracias y besos!

5 de agosto de 2006, 01:18  
Blogger larosaroja dijo...

Charruita, como siempre un amor de persona sos. Mirá, yo no se si es tan bestia ni tan pelotudo. Me parece que no y que sabe bien lo que hace aunque no a nivel consciente, tal vez, tal vez. Lo que sí me parece es que tiene algún tipo de patología (ni idea cual ya que no conozco de su vida nada) y, por el motivo que sea, goza haciendo sufrir a los demás. Tal vez, perverso, sádico. No se... pero sí que lastima. Su flecha es un ataque psicológico, te pega y pega pero psicológicamente hablando. No se tanto, no soy psiquiatra pero sí considero que necesita ayuda médica.
Se perfectamente cómo se manejan estos temas en USA. Aquí en Argentina, no se podría hacerlo, bah poder se puede pero no te sirve de nada ni te prestan atención y deberías juntar tantas y tantas pruebas que te llevaría años y a la larga no ganarías nada.
Mil besos.

5 de agosto de 2006, 01:23  
Blogger larosaroja dijo...

Pedroperico Lo del cianuro en el bombón me hizo reir a más no poder. Brillante lo tuyo. Una inquietud: ¿cómo sabías que (al otro día y lo dejé allá) me llevé un set a la oficina con perfume, desodorante, colonía, aerosol bucal y Lysoform? Me pongo perfume cada media hora y rocío la oficina con Lysoform cada rato. Muy intuitivo lo tuyo. Gracias!

5 de agosto de 2006, 01:26  
Blogger larosaroja dijo...

Reuben Lo de la nube de Patchuli me encantó!! No precisamente, no creas que él huele taaaan bien jejeje. Como ya te dije, me inclino por la primer opción: D. y yo nos llevamos bien y somos muy buenas compañeras, conversamos mucho, reímos mucho y almorzamos juntas. Quizás intentó alejarnos. ¡Vaya una a saber! Mil gracias y un beso! A vos, lo mismo te digo, si querés sumarte al encuentro bloguero, cuando quieras nos juntamos y nos tomamos un café. Ya verás que no huelo mal. Además, me interesa que me brindes cierta información acerca de algo referido a la música que se que sabés.

5 de agosto de 2006, 01:30  
Blogger larosaroja dijo...

Zalet Digo lo mismo que antes: no es verdad pero no tengo forma de demostrarlo a quien no me conoce. Si querés conocerme e ir al encuentro blogueril, bienvenida y lo podés comprobar. Sí que se lo contaré a mi psi "la lokolaga" en cuanto tenga la próxima sesión. Besos.

5 de agosto de 2006, 01:32  
Blogger larosaroja dijo...

Su Mil gracias por tu comentario que me ha servido de mucho en la parte en la que me dices que no vuelva a tocar ese tema con él a solas. No se me había ocurrido, lo confieso. También yo soy española si consideramos que poseo doble nacionalidad porque mi padre es español y porque tengo mucha familia en España y porque conozco el país y me encanta y porque son mis dos amores: Argentina y España. Hasta un amor ha quedado por allí :) Pero, soy españoles con papeleta, digo, ciudadanía, voto y todo lo legal; además de Argentina de nacimiento, claro. De lo que me dices que existen en España para defender a los trabajadores, aquí también están y se llaman "delegados" o "gremialistas" y cada rubro o empresa tiene un sindicato que agrupa a estos gremialistas que, teóricamente, están para defender a los trabajadores. Digo, teóricamente, porque no se si en la práctica será tan así; yo jamás precisé de sus servicios. Estoy en prensa así que tengo a disposición a la Unión de Trabajadores de Prensa que son los que tú dices, el equivalente, mejor dicho. Besos y nos leemos.

5 de agosto de 2006, 01:38  
Blogger larosaroja dijo...

La Divina Ceremonia Tu mensaje es, francamente, hermoso y tus palabras alentadoras. Te agradezco todo lo lindo que me decís. Es cierto que había comentado lo de mis baños de inmersión y de las sales, el aroma a los sahumerios, velas, incienso, etc. y me encanta. Además, me encantan los buenos perfumes, si son franceses mejor :D
Claro que iré a visitarte y a leerte en tu blog, por supuesto. Y, también opino yo que el olor lo tiene él internamente por tener su cerebro tan lleno de mierda. Gracias y besos!

5 de agosto de 2006, 01:42  
Blogger larosaroja dijo...

Eduardo Me confieso con Ud. y le juro que esto de que "le fallan los neuroconectores" me pudooo, jeje. Es muy cierto. Y lo de que lo frena su investidura, jajaja!! No olvide que, tal como conté alguna vez, tengo un pariente sacerdote ¿eh? (que estoy segura que si algún día le digo quien es, lo conoce fijo) y le juro que cosas que he escuchado de su boca no las escuché de hombres corrientes. Si algún día tengo el honor de poder visitar su Iglesia o Ud. ya fuera ordenado sacerdote y pudiera yo visitarlo o ud. conocerme le garantizo que reconfirmaría su pensamiento acerca de mi jefe :D
Pero, ¿qué hacer con un jefe al que le fallan los neuroconductores? :(
Triste ¿no? Para mi, más que para él ya que soy quien lo soporta.
Un saludo y mi agradecidimiento total. Cada post suyo es una inmensa enseñanza y un bálsamo de paz. No dejes de escribir nunca, nunca, nunca. Lo haces muy pero muy bien. Salud!

5 de agosto de 2006, 01:51  
Blogger larosaroja dijo...

Amiga Sibila Es un honor tener una nueva visitante por acá y mucho más si se anima a comentar!! Demás está decirlo, visitaré tu blog y te comentaré así que nos seguimos leyendo. También podés unirte a la reunión bloguera!!
Yo no sería tna dura como para decir que "está loco" y lo digo con una mano en el corazón. Pero sí que tiene cierto desequilibrio en su cerebro. No soy psi, no puedo decir qué patalogía será pero algo anda mal y pasa mucho por dos puntos: las relaciones humanas en general (no sabe tratar con otros seres humanos, sólo le importa él, él y él, no mira más) y -aunque suene tonto- la estética y el dinero. No existe más en su vida. También ha de ser triste para él... imagino... si es que se da cuenta, claro.

5 de agosto de 2006, 01:56  
Anonymous Rosa Roja dijo...

Martha¿Te das cuenta? ¿Qué es eso de andar faltando de la blogósfera? Vos no podés no estar porque sos fundamental. A mi me hace muy bien leerte porque siempre me estás arrancando sonrisas. Así que la próxima vez que te ausentes voy a tu blog y te armo piquete :D
Es verdad lo que decís que dijo Marechal (no lo sabía) con respecto a los nombres reales, no se si corre para los de fantasía. Rosa Roja lo elegí no porque yo lo sea ;) ya que más bien soy una rosa marchita, te confesaré... Es que me encantan las rosas rojas, me encanta regalarlas y que me las regalen. Y no tanto como una docena, a veces una sola rosa roja implica un símbolo. Tengo muy buenos recuerdos de situaciones y momentos vividos con una rosa roja de por medio. Con respecto a lo de que el jefe no aprueba la materia de liderazgo diste en el clavo :) y con lo de que es un psicópata puede que también. No se qué nombre tiene su patología pero que algo no le funciona bien en su cerebro no tengo dudas.
Gracias! Mi relato es sencillo pero real. Un beso muy grande.

5 de agosto de 2006, 12:30  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Mi Otro Yo Se agradece tu visita y tu saludo. Yo también tengo que ponerme al día con tus escritos. Ya te he puesto un link!

5 de agosto de 2006, 12:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!