sábado, diciembre 23, 2006

La carta que sí escribí

Una mujer que significó y significa, aún hoy, muchísimo para mí, me había escrito un mensaje hace casi tres meses atrás. Parte de su mensaje -que destrozó mi corazón- dice:

Enviado: Domingo, 08 de Octubre de 2006 09:59 p.m.

Rosa Roja:

(...)

Mucha agua ha pasado bajo los puentes desde que te conocí y es de sabios reconocerlo. El tiempo ha pasado, dejando sus marcas, sus señales, sus aprendizajes y también sus olvidos.

Asumámoslo con toda naturalidad y agradezcamos la dicha de estar vivos, de tener trabajo o forma de sustentarnos que no dependa de la mera caridad y sepamos dar valor a la luz que en cada día nos alumbra. Hasta pronto.

Hoy, juntando fuerzas Dios sabrá de dónde, me animé y le respondí:

Enviado: Sábado, 23 de Diciembre de 2006 07:50 p.m.

Querida P:

(...)
Recuerdo perfectamente aquel 24 de Junio de 1998, día en que tuve la gran fortuna de conocerte en "Las Violetas". Asimismo recuerdo todas las veces que tomé café en tu casa (costumbre poco habitual en mí ya que no frecuento demasiadas casas. Me sobran los dedos de una mano para contar casas en las cuales ingreso). Invitaciones que reconozco y agradezco infinitamente ya que todas y cada una de esas tardes fueron, para mí, tardes llenas de alegría y no exagero nada si te digo que fueron las tardes más amenas y cálidas que he pasado en los últimos años.

Coincido contigo en que mucha agua ha pasado bajo los puentes desde entonces y que el tiempo ha pasado, ha dejado sus marcas y, por cierto, también sus aprendizajes, aunque -en mi caso - no sus olvidos. Por mi parte, reconozco mis errores, mis metida de garfios y también algún que otro acierto ;-) Pero más allá y más acá de todos los errores, de una cosa sí podés estar segura y es de que siempre has estado, estás y continuarás estando en un alto nivel dentro de la escala de mis afectos, eso no cambiará. Y también que agradezco, reconozco y valoro todo lo bueno y positivo que he recibido de tu parte. Por supuesto, soy respetuosa de tus decisiones pero, si en algún momento, se revirtieran no dudes en hacérmelo saber ya que el afecto que te profeso está intacto y que las puertas de mi corazón estarán siempre abiertas de par en par para vos, sea cuando sea y por el motivo que fuere, porque para mí sos una persona importante y tus huellas no se han borrado ni se borrarán.


Deseo que pases un excelente 2007!!!!!!

¡Te quiero mucho!


Rosa Roja

No se si haber escrito este mensaje estuvo bien, mal o regular. Lo único que se es que fue lo que dictó mi corazón.

Etiquetas:

6 Comentarios:

Anonymous serdemar dijo...

Lo dicho ha salido de tu corazon y es precioso y para nada ofensivo sino todo lo contrario, ella debe saber valorarlo. Te deseo a ti también una muy feliz navidad y entrada en el nuevo año y que las respuestas que esperas oir las recibas. Besos

24 de diciembre de 2006, 05:55  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Muchas gracias, Serdemar. Sí, todo lo escrito ha brotado de lo más profundo de mi corazón y es lo que en realidad siento. Espero haberlo transmitido bien. Besos.

24 de diciembre de 2006, 11:22  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Es genuino lo que sale desde el interior, Rose.
Y es importante dejarlo fluir, sino es a través de una conversación, por medio de las palabra escrita.
Dos personas sincerándose. Eso, siempre es positivo.

24 de diciembre de 2006, 17:37  
Blogger charruita dijo...

rosa...lo valido para mi, es que sacaste algo que sentias y eso libera...lo que le pase por la mente de la otra persona es asunto de ella.

Esto me parece tu carta, una buena manera de decir lo que hay en tu corazon. Cuando las palabras no tienen eco, igual tienen su valor.

24 de diciembre de 2006, 23:38  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

María Es cierto. Es genuino lo escrito y ha salido del corazón. Dos personas que se sinceran se sentirán mejor. Si bien no puedo ser a través de una conversación, al menos sí se puede a través de la escritura. Un beso.

25 de diciembre de 2006, 17:18  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Charruita Gracias por tus palabras. Y sí que libera. Son cosas que hace mucho tiempo tenía guardadas para decir. Tenés razón, al menos me liberé. Lo que crea o no la otra persona o el impacto que cause en ella o deje de causar es asunto de ella. Yo fui sincera.
Un beso.

25 de diciembre de 2006, 17:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!