lunes, abril 09, 2007

Se terminó

Ya no quiero más esto para mí. Hay que tener la sabiduría necesaria para decir basta. Hay que tomar las riendas y no dejarse llevar. Estúpidamente. Penosamente. Algunas veces me preguntaron: “¿Y por qué lo hacés?” Y yo no encontraba la respuesta y tampoco la tengo hoy. Sólo se que es suficiente de dañarme y de hacer daño (sin querer) a los demás. Hay que darse cuenta.
Hoy digo: STOP


Etiquetas:

12 Comentarios:

Blogger Sereno dijo...

Cuesta. Admiro tu fuerza de voluntad, entre muchas virtudes tuys, las que dejas entrever y las que no, seguramente también son admirables. Claro que en algún momento (siguiendo con la autoreferencia), me tocó tomar malas decisiones, que hoy en día me están pasando la cuenta...
Lo importante, siempre, que estés bien tú, no se trata de egoísmo, pero si estás bien tú, el resto estará bien. Entonces, no te dañes más, los sin querer, pasan sin que lo quieras, pero heridas autoinfringidas... no, no herirse más. (supongo que ese STOP no significa que vas a dejar de escribir!)

10 de abril de 2007, 01:02  
Blogger Blueyes dijo...

Si, si toma las riendas,toma el control, sin embargo, a veces dejate llevar :o)

Si crees que debes parar, hazlo, nadie mejor que tú. Levantemos el vaso del tamaño adecuado para lo que se esta tomando y digamos Stop!

Feliz martes desde este lado...

Besos Rose

10 de abril de 2007, 02:12  
Blogger Vade retro dijo...

Valiente y sincero razonamiento...ahora sólo queda seguirlo a rajatabla , y eso, no es tarea fácil.
Un gran abrazo.

11 de abril de 2007, 10:12  
Blogger Desarte dijo...

Bueno, desde aquí te apoyo, sacá todo lo que tengas que sacar, afuera.
Ya sin ese peso... sin ese peso es más fácil caminar.
Abrazo

11 de abril de 2007, 13:31  
Blogger LauraBaires dijo...

Supongo que los motivos por los que lo hacés deben ser muy inconscientes. Pero basta el malestar para decir STOP.

Espero que hoy sea el límite entre un antes y un después.

besitos

11 de abril de 2007, 15:25  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Sereno Todo cambio cuesta, por supuesto, pero soy de las personas que piensnn que en los actos de la vida (más que nada si son negativos o perjudiciales) así como hubo un principio, uno debe saber ponerles fin. El continuar con algo que nos daña interminablemente no hace más que perjudicarnos cada día más. ¿Y para qué? Si podemos estar mejor de lo que estamos, es tonto seguir hundiéndose sin poner un freno . Eso es autocontrol y valorarse o quererse más a sí misma. Y debemos empezar por querernos y cuidarnos a nosotras mismas para que los demás nos puedan querer y nosotros a los demás. Piensa que si tú no te quieres lo suficiente, nadie podrá hacerlo por o hacia tí.
Un gran abrazo! Y mil gracias por tu ayuda!
P.D.: Nooooo, no significa que dejaré de escribir. La escritura no la dejaré jamás pero jamás. Me mantiene viva, me da vida.

12 de abril de 2007, 00:14  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Blueyes Creo que nadie puede conocernos mejor que nosotros mismos. Ya se trate de las dolencias del alma o de las dolencias físicas. Fíjate si no, te duele algo físico, vas al médico, te hace mil preguntas, te receta dos mil medicamentos o te hace un millón de estudios y, sin embargo, nadie mejor que una misma sabe en qué punto exacto le duele en ese instante sin necesidad de nada más. Con el resto de las cosas de la vida pasa igual. Hay que saber detenerse cuando llega la hora de hacerlo. Mi hora llego y puse el pie en el freno.
Muchos besos.

12 de abril de 2007, 00:18  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Querida Vade Mil gracias por tus palabras. No se si será valiente pero sí es honesto, honesto conmigo misma si me miro de frente. Si me miento a mí nada tendría sentido. Intento mirarme con realidad, aunque a veces es cruda y soy dura conmigo.
Pero, también soy una persona constante. Cuando me propongo una meta intento seguirla. Voy muy bien con el stop :)
Un abrazo!

12 de abril de 2007, 00:20  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Desarte Gracias por tus palabras de apoyo. Me hacen falta y me reconfortan. Sin ese peso será mucho más sencillo caminar y vivir. Un abrazo.

12 de abril de 2007, 00:22  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Laura Sí, estoy bastante segura que los motivos son incoscientes desde el momento que no hallo respuesta ni por qué. Y cuando una no sabe el por qué de algo es para repensarlo (que es lo que yo hice). Por supuesto, el malestar y el razonamiento te hacen decir basta.
Y acertaste! Ayer fue el límite entre un antes y un después. Por ahora, con el stop, voy perfectamente y lo mantengo.
Un beso!

12 de abril de 2007, 00:25  
Blogger Sereno dijo...

mmm.... es algo que en lo inmediato deberìa aplicar.
un abrazo

13 de abril de 2007, 00:38  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Sereno ¿Qué cosa? ¿El stop? Sí, siempre tenemos algo en la vida en donde sería conveniente poner el freno :-(
Un abrazo.

14 de abril de 2007, 16:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!