martes, noviembre 28, 2006

Anoche no podía dormir

Me fui a dormir temprano, muy extraño en mí que siempre me duermo a altas horas de la madrugada. A las 22:30 hs. ya estaba en la cama y dormí casi hasta las 2 de la madrugada, o minutos menos. Me desperté, me desvelé. Fui a la cocina a tomar agua y a fumar. Volví a la cama. Volví a la cocina, volví a beber agua, volví a fumar. Vuelta a la cama. No pude pegar un ojo por más que lo intenté, por más que era lo que deseaba: dormir. No podía. Mi mente pensaba y pensaba y pensaba. En una cosa, en otra, en una persona, en otra, en mi familia, en mis antiguas amistades, en mi trabajo, en mi familia, otra vez en mis antiguas amistades. Y claro, también en Carmen, y en Carmen y otra vez en Carmen. Pensaba que ya estamos cerca de fin de año, falta poco, y ya casi hará un año desde la última vez que la vi, que nos vimos. Tal vez esté ella tan lejos que ni siquiera me recuerde, tal vez esté ella tan cerca que piensa todavía en mí. No lo se. Ya pronto hará un año y yo aquí y ella no se dónde. Imagino que en el mismo lugar de siempre, tal vez sí, tal vez no... Y me gustaría volver a verla, sí. Y mi mente dice que no debo, mi corazón me dice que tendría que verla una vez más. Mi sentido común me dice que si la veo será para discutir. Seguramente, está muy enojada por todo el tiempo que desaparecí. Por otro lado, no puedo. Mi vida ahora circula por otros carriles, por otras obligaciones, otras tareas, otro trabajo, una vida diferente... No se. Atada de pies y manos. Así me siento. Atada.
El insomnio se convirtió en el rey de la noche mientras yo pensaba en qué virgen me gustaría grabar en una medallita de oro.

Etiquetas:

21 Comentarios:

Blogger canichu dijo...

ansiedad... y es ansiedad por otra persona, yo pasé por eso. Lo conozco. Te vas a sentir atada, impotente, quizá, ante ciertas situaciones. No tengo consejos ni remedios mágicos. Yo ya no tengo esa ansiedad, pero aún no he superado ciertas cosas. Así que a veces no está mal usar la ansiedad en crear algo (literatura, pintura, fotografía, o juergas). Un saludo con un té.

29 de noviembre de 2006, 08:44  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Rosa, no te tortures ! Ya te dije, basta de sufrir.
Porque esa ansiedad puede transformarse en una obsesiòn.

Poné manos a la obra, o al teléfono: Numero. Marcación.
"Hola, Carmen. Soy RR. Tanto tiempo, cómo estás? ... yo todo bien (esa costumbre de buena onda, aunque nos sintamos para el tras..), aqui me ves, llamando a personas que fueron ( o son, si te animás) importantes para mi, para saludarlas por las fiestas. Te parece que nos tomemos un feca (o una cerveza) y simplemente conversemos, uno de estos días?"
Y le ponces fin - definitivo - o nuevo comienzo a una situación.

29 de noviembre de 2006, 15:26  
Anonymous Anónimo dijo...

No le deseo a nadie una noche de insonmio, he pasado por eso y creo que no hay castigo peor, aunque de hecho los haya...
Espero se trate de la última, Rose!
Justamente los pensamientos van y vienen y uno parece una radio "conectada" "sans pouvoir arrêter" aparte no hay nada peor que "elegir" aunque involuntariamente, la noche para debatir con uno mismo. El cerebro se convierte en un vaiven de recuerdos, imagenes, frases, numeros, y hasta incoherencias varias.
Para empezar medite la propuesta de Maria...
Ud, no dormia acompañada del miligramito? creame uqe puede tener que ver.
Nos mantenemos en contacto.

29 de noviembre de 2006, 17:24  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Hola Canichu No lo veo tanto como "ansiedad". No se..... Es una persona que conozco desde hace muchos años, siete. Y compartimos muchas cosas juntas. Más que ansiedad, te diría que me ataca el "recuerdo". Son momentos, instantes, noches, días compartidos, escenas, segundos que se aglomeran en mi mente como un flash. Hubo cosas muy lindas y también las hubo muy malas... No se, la mente es muy rebuscada. Yo tampoco encuentro un remedio mágico. Mirá que he hecho mil cosas para alejarme (que es lo mejor que me puede suceder). De hecho, ya casi hará un año que no la veo, sin embargo, la mente puede más en horas de desvelo. Durante el día y en estado más normal es la misma mente la que me dice que mejor lejos. Agradezco mucho tus visitas y tus palabras. Además, tenés mucha razón: es muy positivo ocupar la mente en cosas fructíferas como la literatura, una taza de té (¿de cerveza?) y la fotografía que también me agrada. Un beso y gracias por tu comentario.

29 de noviembre de 2006, 22:52  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

María Te aseguro que no me torturo. No es la intención. Reitero que, muchas veces, la mente tiene reacciones extrañas que van más allá de aquello que nosotros pretendemos. En mi caso, aquella noche, pretendía dormir porque me madrugo y entro a trabajar temprano. La razón me impulsaba a dormir con urgencia pero la mente se fue por las ramas. Cosas que pasan de vez en cuando...
En mi caso, no es obsesión. Reitero lo que dije antes: después de siete años no hay obsesión que valga porque una está harta de conocer a la otra persona con sus cosas buenas y con todos sus defectos. Si hubo alguien obsesionada fue ella conmigo y no yo. Pero, a pesar de todo lo malo que viví, a veces me da nostalgia pensar en lo que existió de bueno. No obstante, imaginate que después de un año.... el tiempo pasa... la gente cambia.... En fin....
Agradezco mucho tu sugerencia y es muy probable que sea lo que haga. De hecho, estaba pensando en un fin de semana de estos antes de las fiestas, llamarla y seguir los pasos que detallás. El pequeño inconveniente es que lo mismo sucedió el año pasado y eso mismo que me sugerís fue lo que hice en aquel momento. La respuesta fue recibirme con los brazos abiertos. Esta vez no estoy tan segura de que la reacción sea la misma :)
Besos!

29 de noviembre de 2006, 22:58  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Amiga Anónima Tal como siempre le digo, es un placer recibirla por mi casita y leerla. Me gustan mucho sus comentarios y, si algún día estuviera dispuesta, podríamos encontrarnos a tomar un café, una cerveza, un mate. Eso sí, con cigarrillos ;)
Es cierto: las noches de insomnio son crueles, máxime cuando una madruga y tiene que trabajar todo el día :( Yo he atravesado varias a lo largo de mis años. Se que no será la última pero tampoco es la primera. No me sucede con frecuencia ya que, efectivamente, duermo con el miligramito. La noche que describí no lo tomé :)
Exactamente, no lo pudo definir mejor, parecía radio conectada "sans pouvoir arreter". Además, me encanta que me llame Rose y que sepa algo de francés. Bienvenida al club del lenguaje de las políglotas ;)
Mi cerebro era un vaivén :( pensaba en amigas que hoy no están por diversos motivos, pero que no están, pensaba en mi trabajo -que si bien me encanta lo que hago- no me encantan tanto otras cosas que suceden dentro de la oficina. Creo que me está entrando la necesidad de ser autónoma y se que, en este momento, no puedo. Pensaba en mis padres, en que un día no estarán y me quedaré más sola.... En fin, pensaba mi cerebro muchas cosas y también en Carmen. Pero, se que si tomo la sugerencia de María nos veremos y no llegaremos a puerto alguno. Pasaremos varias horas discutiendo, otras más tranquilas y contentas y al final, la despedida otra vez será un enojo... en fin... no hay remedio, ya ve :)
Muchas veces pienso que debería tomar todo esto como cuestiones del pasado y dejarlas atrás y poder mirar hacia adelante sin recordarlas...... son enigmas de la mente humana :(
Besos, amiga anónima y gracias por acompañarme.
Seguimos en contacto, claro.

29 de noviembre de 2006, 23:08  
Blogger charruita dijo...

Cuando el amor es amor, nada, ni el tiempo, ni las distancias, ni el aturdirse de pensamientos, acciones o el intentar enamorarse (y en algunos casos, hasta enamorarse de otra persona) puede impedir que las cosas acontescan.
Sé lo que es el insomnio, sé lo que es sentir que el otro te piensa y cree que uno esta recontra loco porque el otro, hace ya tiempo que cambio de vida y pa colmo aparentemente es feliz...y un día, la vida te demuestra que ni estabas loco ni obsecionado.
No te voy a decir hacé esto o lo otro. Solo te voy a compartir que no se puede hacer nada en contra de lo que al final tiene que acontecer.
Mucha suerte en lo que decidas hacer.

30 de noviembre de 2006, 02:19  
Blogger Vade retro dijo...

A veces pienso que mi ex se debe sentir un poco como tú, actualmente tengo pareja y ella después de casi dos años no ha vuelto a retomar de manera estable ninguna relación de pareja. A veces hablamos y me pide consejos para seducir, sin embargo no puedo evitar percibir que aún siente algo por mí, más allá del rencor que me guarda.
Un abrazo enorme.

30 de noviembre de 2006, 06:55  
Anonymous Anónimo dijo...

Rose,por supuesto que algún día combinaremos. Justamente anoche pasé por Don Justo y me pregunté siya habría ido a disfrutar de la casi virtual escena defumar en lugar cerrado...Creame que el miligramito tuvo que ver...no yo mi ex marido es medico y aprendi demasiado de todo eso, y lo agradezco (el alprazolam en poco tiempo desorganiza el sueño natural)
Le transcribo un parrafito de Susanna Tamaro:
"por mas que tratara de poner en practica todos los metodos para dormir, desde contar ovejas hasta inhalaciones profundas, no lograba llegar siquiera a un estado intermedio entre el sueño y la vigilia. La voz seguia hablando hablaba y hablaba hasta aunque me tapara los oidos. La noche es terrible porque lo agranda todo, una polilla se convierte en un taladro, despedaza los sentimientos, los agiganta y los repite hasta hacerte enloquecer"

30 de noviembre de 2006, 10:39  
Anonymous m. dijo...

Que alegria descubrir tu blog. Parece que paseo escuchando voces queridas de otros tiempos. Recuerdo, que hace dos años fui a unos grandes almacenes dedicados a libros, música y películas y encontre que los diarios de Alejandra me llamaban desde la estanteria. Había leido poco de ella pero me gustaba, y mientras escuchaba como se desnudaba, se retorcia, se atormentaba me sentí totalmente cercana a ella. El libro, ahora vive en mi casa; está anotado, lleno de otros poemas escritos por mi, y no se cuantas lágrimas y cuantos dolores de corazón. Intentare visitarte con frecuencia. Conoces una autora española llamada Ana María Matute?. Supongo que ella es mi camino al corazón.

30 de noviembre de 2006, 11:28  
Anonymous m. dijo...

Dije lo de mi camino al corazón por que ella es siempre mi principio y mi final cuando a la gente que es mi mundo le ha tocado dejar el barco o por el contrario he tenido que abandonar yo. todo sigue su curso, pero supongo que no soy muy buena dando consejos. ahora si me despido.

30 de noviembre de 2006, 11:35  
Blogger Pedro Maza dijo...

Tengo que volver a escribir el mensaje, pues lo he borrado sin querer. Te decía que me encantaba que me hubieras preguntado por Lovecraft, pues me acompaña desde hace doce años, en un verano que un esguince me tenía atado a la cama. entre otros muchos leí El que acecha en el umbral y era una sensación indescriptible, el calor, la cocacola en la jarra, la luz tenue de la lámpara y Yog-Sothoth, Nyarlathotep y compañía escondidos entre las sombras el cuarto. Que grandes recuerdos. Pasa un buen día, que aquí ya se está acabando.

30 de noviembre de 2006, 15:21  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Cierto, Charruita, no se puede ir en contra de los sentimientos, sensaciones cuando algo fuerte tira. Por mucho que una haga para alejarse, tarde o temprano llegará el día en el que una tiene que reencontrarse con aquello que tanto ronda en la cabeza y en el corazón.

2 de diciembre de 2006, 23:50  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Hola Vade! Me temo que en mi caso, la cuestión es algo diferente. Ella estaba muuuuy enganchada conmigo y es a ella a quien le costó más que horrores y muchas lágrimas despegarse. No se si me guarda rencor o no, simplemente me alejé, tenía que hacerlo porque era lo mejor para ambas pero se que me lleva en su corazón, hay situaciones que no se olvidan. Ignoro si hoy tiene o no pareja, no creo... no es sencillo volver a entregar a otro el corazón. Besos!

2 de diciembre de 2006, 23:54  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Amiga Anónima: me alegra saber que algún día podríamos arreglar para tomarnos un cafecito o una cerveza o lo que sea que le guste a ud.
Acerca del cigarrillo, mejor ni hablemos. Ese tema me tiene como loca :))) Pero, afortunadamente, puedo fumar ahora en lugar cerrado ya que encontré un sitio que en el primer piso tienen habilitado salón para fumadores. Una aguja en un pajar, le diré. No obstante, me da muchas pena alejarme de mi querido bar de todos los días.
Con respecto al miligramito, alprazolam, hoy tomé más de uno
:( pero fue por la terrible descompostura producida por la cervicalgia que me ataca desde el jueves. Pero, hoy desde la mañana fue fatal. Bueh, me calmaría más un valium pero no lo tengo a mano. Shhh.. no le cuente a su ex marido que seguro que me manda a la hoguera :) Los médicos siempre opinan que estos miligramitos desorganizan el sueño y, de hecho, debe ser muy cierto pero es lo único que me calma la ansiedad.
Me encantó el parrafito de Susanna Tamaro. No lo conocía pero coincido en lo que dice al 100 %. Gracias por copiarlo para mí.
Seguimos en contacto.

3 de diciembre de 2006, 00:00  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Estimada M., muchísimas gracias por tu visita y por tu hermoso comentario. Me alegra que te sientas cómoda leyéndome aquí y mucho me alegra, además, que te produzca alegría a vos recordar voces queridas de otros tiempos. Es increíble lo que una puede producir en los demás sin querer ni pensar. Con respecto a Pizarnik, coincido contigo. También yo conservaré su libro como algo sagrado, aunque no lo escribiré porque sentiría que estoy cometiendo un pecado. Sí voy a sacarle el jugo al máximo a sus frases para inspirarme en nuevos poemas.
No conozco ni he leído a Ana María Matute pero ya me la estoy agendando para buscar algo de ella. Gracias por recomendármela. Se agrega a las pendientes como Cristina Peri Rossi.
Espero que regreses por aquí siempre que puedas.

3 de diciembre de 2006, 00:05  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Pedro, agradezco profundamente tu comentario y también a mi me acompaña Lovecraft, autor que descubrí casi por casualidad y en una época muy linda que me tocó vivir.
En mi otro blog, http://larosaldesprendersedesutallo.blogspot.com he dejado algo para ti. Lo escribí hace seis años pero hoy lo he subido para ti. Espero que sea de tu agrado. Que tengas un bonito domingo.

3 de diciembre de 2006, 00:08  
Anonymous Anónimo dijo...

Vigilas desde este cuarto
donde la sombra terrible es la tuya
No hay silencio aqui
sino frases que evitas oir
Signos en los muros
narran la bella lejania
(Haz que no muera
sin volver a verte) *de Alejandra
Creo que se lo que sientes, porque yo lo siento a cada momento, de dia y de noche.
Desde muy lejos LA OTRA FRONTERA

3 de diciembre de 2006, 16:45  
Anonymous Anónimo dijo...

Rose, lo del alprazolam tb se lo relato por experiencia propia, ya que al no ser hipnotico solo relaja y a veces despues de algun tiempo "relaja y no duerme"...
(mi ex no es nada tradicional, asi que no se preocupe)
Gracias a metodos mas naturales hace más de 2 años de mi última noche fatal que por suerte duraron menos de un año.
Mesitas externas palermitanas ahora que se vienen nochecitas de verano!?!? antes de fin de año seguro.
Buen lunes (o lo mejor posible...)!

4 de diciembre de 2006, 12:35  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

La Otra Frontera Es muy bonito y muy sentido tu comentario. "Haz que no muera sin volver a verte", eso sí que es muy fuerte. Un abrazo.

8 de diciembre de 2006, 13:47  
Anonymous Rosa Roja dijo...

Muchas gracias, Anónima, como siempre por sus comentarios. Los referidos al alprazolam incluídos. Nunca es tarde para aprender algo nuevo. Se que crean acostumbramiento :( pero los métodos más naturales no me causan mucho efecto que digamos...
Buena idea la de las mesitas palermitanas "externas" en las que podamos fumar tranquilas!! ;)

8 de diciembre de 2006, 13:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!