lunes, noviembre 06, 2006

Cerrado por agotamiento

Fotografía con copyleft de Xanxita

¿Se puede "cerrar" por agotamiento? Si Isidoro Blainstein escribió un día "Cerrado por melancolía" por qué no puedo yo cerrar por cansancio? A veces me pregunto si estas cosas me pasan sólo a mí y creo que no porque no tengo nada de diferente a ningún otro ser humano así es que termino por convencerme de que tienen que existir otras personas que también deben atravesar por situaciones similares de cansancio. Muchas veces me pregunto cómo hacen para solucionarlo, cómo hacen los demás para sobrellevarlo. Yo siento que no puedo y eso me agota más. Siento que no puedo continuar con el ritmo de todos los días, que no puedo seguir -como si nada- con los deberes, obligaciones y quehaceres de cada día sin decir basta alguna vez.
Ayer domingo padecí este agotamiento que menciono. Una fuertísima contractura muscular atacó mis cervicales, mi cuello, culminando en un dolor de cabeza y en un malestar estomacal producido por el mismo dolor muscular, supongo. No daba más y aproveché la tarde para dormir la siesta convencida de que eso me aliviaría. No me alivió. A la noche cuando volví a la cama para dormir me sentía más cansada todavía, con más dolor. ¿Eso será estrés? Las preguntas me asaltan, la falta de tiempo para aprovechar y disfrutar de la vida están ausentes. El trabajo diario (que agradezco tenerlo porque la falta de trabajo no me sostendría) me agota. Los problemas diarios de trabajo, el malestar en la oficina, la falta de consideración humana, en fin... tantas cosas que provocan este desgano de levantarme por la mañana, desayunar apurada en diez minutos, vestirme y salir corriendo porque llego tarde y ahí miran mucho la puntualidad a la hora de entrada y ese tener que cumplir y cumplir y cumplir con todo el mundo. Tener que decir sí a todo cuando a una le encantaría decir no. Tener que escuchar conversaciones sin sentido, tener que soportar opiniones más carentes de sentido aún, que hoy dicen blanco, mañana negro, pasado gris y escucharlos a todos con cara de asentimiento, de tenés razón, de ok eso haré -aunque me gustaría gritarles que yo haría exactamente lo contrario, que están equivocados, que ni ellos saben lo que quieren, que no valoran lo que hago, que mi trabajo no lo ven, que mi esfuerzo no lo reconocen. Y me sigo preguntando ¿para qué? Si al menos rindiera económicamente todo lo que debería rendirme, pero no, no rinde lo que me gustaría que rindiese. ¿Para qué me deslomo, entonces, para que me esfuerzo entonces, para qué dejo hasta la última de mis energías dentro de esa oficina? Claro que peor sería no tener trabajo, no tener un centavo, eso también lo tengo claro. Pero, teniendo trabajo igual no alcanza. Parece que nada alcanza para vivir con dignidad en este país. ¿Cómo hacen los que viven bien? ¿Cómo hacen los que no les falta nada? Obviamente, no deben trabajar en relación de dependencia, deben ser autónomos y libres. No deben cumplir horarios para otros. No se cómo lo logran, no se cómo podría lograrlo yo. No se cómo es posible que cada día trabajo más y lo único que hago es pagar cuentas y saldar deudas y soportar presiones y más presiones. Algún día voy a estallar. Supongo que ese día está cercano porque el estrés me ronda. Y encima soportando este dolor de espalda, de cervicales, de cabeza, de estómago.
Hoy fue uno de esos días que tuve que decir basta. Anoche, en la cama, intenté relajarme. Creo que hay que atender los llamados de atención que el cuerpo nos grita y anoche mi cuerpo gritaba. Intenté distenderme, aflojar tensiones. Se ve que no logré exactamente llegar a la meta porque esta mañana no me desperté bien. Y no fui a trabajar. Se que no está bien faltar a trabajar. Se que en la oficina no les gusta. Se que tengo que ir aunque a mí no me guste, se que tengo deudas que saldar, cuentas que pagar pero se que estoy al borde de las fuerzas y que los caminos parecen cerrados.
¿Cómo hacen los que veranean? ¿Cómo hacen los que se van al extranjero, se compran la casa, el auto y les sobra para vivir? No importa cómo lo logran ellos, parece que ese no es mi destino. Me siento encerrada en un laberinto de tedio y de rutina que no conduce a la liberación ni a vivir con la holgura que me gustaría.
Lo único agradable fue el sábado a la noche que fui al cine. Fui a ver "El Ilusionista". Una película excelente, subyugante. Se conjugan allí varios temas que me fascinaron: el amor romántico y verdadero, la magia y sus trucos y poderes para el bien y la vida del alma después de la muerte. Me encantó verla. Me encantó ese sentido de perseguir un sueño y no perderlo de vista. Tal como lo dice mi amiga Alejandra Pizarnik en sus Diarios:

Soledad y silencio. He pensado en la
felicidad de dedicarme enteramente a la literatura, sin otros cuidados sino escribir y estudiar.


Y a mí me gustaría vivir así. Ese fue y es mi sueño: poder dedicarme a escribir sin ataduras. Tener todo el tiempo del mundo para escribir, para descansar, para ser libre. Pero, claro, no se puede, es utópico y lo se. Para poder lograrlo debería tener en mis bolsillos el dinero del que carezco. ¿Cómo lo logran los famosos? Todos aquellos escritores que se dan el lujo de vivir haciendo sólo aquello que les apasiona: escribir, leer. Como Coelho, como García Marquez, como Ciorán con su tedio, como Saramago con su experiencia y tantos y tantos más. Con dinero para mantenerse y vivir holgadamente, sin privaciones. No quiero ser millonaria, no, vivir tranquila apenas. ¿Cómo hacen algunos que parecen haber sido tocados por la varita mágica de la fortuna?
Supongo que esta pregunta viene desde que el mundo es mundo: ¿por qué algunos pueden darse el lujo de hacer y vivir de lo que les gusta y otros tenemos que esforzarnos en levantarnos cada mañana, nos duela lo que nos duela, para cumplir con tantas obligaciones que no nos hacen sentir felices? Tal vez todas estas reflexiones suenan a falta de conformismo, a falta de resignación, de aceptación, a rebeldía, no se... pero, siento que me agoto y que todo es en vano.
Me preguntaba Atanasio el otro día qué me pasaba y yo no podía explicarle. Apenas pude decirle que me sentía cansada, muy pero muy cansada y él me dijo: "no quiero verte cansada o desilusionada". Escuché esa palabra: desilusión y le presté atención. Desilusión ante el destino de algunos frente al de otros. Desilusión por tener que agachar la cabeza, esforzarme y seguir adelante con algo que no me rinde como desearía que fuera. Desilusión al darme cuenta de que el tiempo corre y yo no tengo posibilidad de disfrutarlo. Desilusión al darme cuenta de que no puedo mantenerme sin el agobio cotidiano ni vivir de mis sueños.
Adoraría vivir sin trabajar en la maldita oficina. Hoy necesito gritar: ¡NO PUEDO MAS!

Etiquetas:

28 Comentarios:

Blogger charruita dijo...

Después de leer tu post, yo empezaría a preguntarle a Cristina Peri Rossi por ej como llegó a escribir tan bien y a vivir de su escritura. Bueno, la elijo a ella porque es la que más admiro. Pero podrías preguntarle a cualquiera, a Isabel Allende, a García Márquez...no sé...una vez alguien me enseñó que si quería triunfar en algo, le preguntara a la persona que conciderara había obtenido lo que yo concideraba triunfo, y no a quien no lo había hecho. Creo que a veces responsabilizamos mucho lo de fuera, y hablo por mí..."que tengo dos laburos" "que estoy sola para mantenerme" "que bla bla bla bla..." pero en realidad, si me miro al espejo y hablo conmigo misma sé que no estoy haciendo TODO lo que debería hacer para llegar donde quiero llegar. Y mientras no lo haga nunca llegaré. Se entiende el mensaje?

Sobre el cansacio muy válido...Te mando un abrazo y que llegues a destino.

7 de noviembre de 2006, 02:42  
Anonymous Anónimo dijo...

Rosi, lamento escucharte tan fastidiada con la vida. Ya lo noté en tu post anterior, que no contesté por falta de tiempo, de distensión, de espacio para escribir, de tranquilidad interior y todos los etcéteras que se te ocurran.
Es obvio que quienes "gastamos" nuestro tiempo en estos menesteres de blogueo escritura, compartimos las mismas aficciones y los mismos límites. Amamos la escritura, pero no podemos vivir de ella. Por eso, tenemos que mecharla en donde y como se pueda.

Ahora bien, dejando este común denominador, supongo que tu situación habla de un tocar fondo. El cuerpo es el último detonante del hartazgo. Y cuando se toca fondo, o se sucumbe para siempre o surge de no se dónde la fuerza para remontar vuelo. Tus palabras denotan un no deseo de sucumbir todavía. Te has planteado un cambio de rumbo? A través de tus letras, colijo que no tenés ataduras de hijos que te obliguen a una mayor permanencia. Y si te mudaras? Y si intentaras alguna modificación laboral? El país no ayuda, eso es cierto. Pero, por experiencia te aseguro que tampoco es fácil en otros países. Todo es cuestión de jugarse y ver qué pasa...
Quizás sea eso lo que necesites...
Quizás yo esté diciendo pavadas...
Quizás sólo sirva para decirte que te escucho...

Un beso, Rosita. Nunca es más oscura la noche que cuando está por amanecer...
Y mirá que lo he comprobado infinidad de veces!!!!

7 de noviembre de 2006, 09:26  
Blogger Vade retro dijo...

Una vez mi profesor de filosofía dijo una frase que a día de hoy no olvido...la comparto contigo para que reflexiones cuando te sientas así "El cesped del vecino siempre es más verde" y si mal no recuerdo es también título de un libro...no sé lo miraré y te lo confirmo.
Ahora mismo soy incapaz de darte ánimos, por mi propio estado, pero comparto contigo esto, que para mí en un momento de mi vida fue muy determinante.
Un abrazo infinito que estoy cierta sentirás.

7 de noviembre de 2006, 10:17  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Rosa Roja, el cuerpo te está enviando contínuamente señales que necesitas decir BASTAA!!. Si. Y ya.

* Basta a trabajar mas de ochos horas. Si sos empleada, cumplí con tu horario asignado, y ya. Nada de trabajo en casa y durante los fines de semana.
* Si eventualmente trabajas fuera de horario, que te lo paguen.
* Comenzá a "pispear" otras oportunidades de trabajo. Quien te dice que como autotónoma, podés dedicarte a la traducción (en gral. son trabajos bien pagos)
* Mas drástico que el cambio de trabajo, tal vez sea mudarte a otro lugar mas tranquilo. Y se, obvio que primero está conseguir el trabajo.
* Llevas en el alma lo de ser escritora. Tal vez sea lo que tenés en mente, pero te aconsejo visitar:

http://www.lulublookerprize.com/?gclid=CP_6v-_ptYgCFTESOAodXA9L0Q

(mi próximo post estará referido al enfoque de ese link en cierto modo)

ÁNIMOS, CORAJE, FUERZA
No aflojes en la lucha, amiga Rosa.
Aflojale a los demás. Deciles NO mas seguido ( a los que te sobreexigen)

7 de noviembre de 2006, 19:36  
Blogger Gertrudis dijo...

Yo siento que no puedo y eso me agota más


Tu tienes la clave.....


un abrazo,

7 de noviembre de 2006, 23:56  
Blogger Antigona dijo...

Que tu tratabajo sea un medio de vida, no tu vida entera. Eso esta en vos, no vivas para eso, vivi DE ello, pero tu vida, tu integridad, tiene mas valor que unos simples impuestos y deudas. No te desesperes, no busques y vas a encontrar, alguien alla arriba sabe lo que necesitas, solo espera el momento oportuno de dartelo.
Lo que muchos consideran imposible, es lo que nunca han visto.
Un abrazo enorme! y fuerza!

9 de noviembre de 2006, 12:02  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Charruita Se que te encanta Cristina Peri Rossi ya que no es la primera vez que la nombras. Debo confesar que nunca leí nada de ella y te prometo leerla. Más que agendarla, ya digo que voy a comprar algo de ella en Yenny (librería amiga que tiene todo lo imprescindible). Si de mirarse al espejo se trata, siento que yo tampoco nunca llegaré :( Pero, haré lo mejor posible. Sobre el cansancio..... continúa, aunque ayer logré dormir algo más, me siento muy agotada.... Un besote grande!

9 de noviembre de 2006, 21:44  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Laurabaires Siempre te leo. Y muchas veces no dejo mensajes por la maldita falta de tiempo!! :( Pero, quiero agradecer tus palabras, tus impresiones y que te hayas tomado "el tiempo" para dejarme tus palabras y tu mensaje extenso que tanto me gustó. Es muy cierto que todos los que "gastamos" nuestro tiempo en estos menesteres es porque nos fascina la escritura y no tenemos otra forma.... No se... a mí, me encanta "bloguear", y además me hace muy bien y me releo, releo cosas viejas que escribí y me hace sentir bien o entenderme mejor. Pero, hablo de escribir algo diferente a un diario, una novela, algo que te llene más el espíritu. Se que me vas a comprender.
Tenés mucha razón (Chavela Varga dixit) cuando decís que el cuerpo es el último detonante de tocar fondo y una debe escucharlo. Al menos, yo lo escucho cuando ya no da para más.
No, no se trata de mudarme. No se por qué motivo varias personas lo interpretaron por ese lado. Pero, mudarme no. Quizás encontrar otro laburo, eso sí. Tranquila, dentro de la intranquilidad que me habita, encontrar otro laburo donde me sentiré menos o más encarcelada, no se, pero tal vez más libre al mismo tiempo. Sin mudarme, claro. Besos y millones de gracias por tus palabras!!!!!!

9 de noviembre de 2006, 21:57  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Vade El cesped del vecino siempre es más verde. ¡Cuánta razón! No es necesario que lo diga un profesor de filosofía. Podría haberlo dicho el vecino de al lado y es una gran verdad. Tranquila, ya verás como nos repondremos de esto y saldremos adelante. Estoy segura de que las dos nos sentiremos mejor. Un abrazo muy fuerte. Todo es cuestión de tiempo...El tiempo todo lo soluciona.

9 de noviembre de 2006, 22:09  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

María El cuerpo nos envía constantemente señales que nos dicen basta. Lástima que casi nunca escuchamos estas señales :( No queremos escucharlas, no nos damos cuenta, no se...
*Sí, soy empleada y trabajo 9 horas, con una de almuerzo que me quisieron quitar pero no lo lograron porque luché ;) Antes trabajaba los fines de semana en casa porque me los pagaban. Ahora, como no los pagan no los trabajaré.Hago caso a tus consejos!
* Quiero comenzar a buscar otro trabajo. Tenía un extenso curriculum. Ahora lo perdí cuando perdí el disco rígido. Me cuesta volver a reconstruirlo pero lo haré. Haré un Cv nuevo y comenzaré a buscar otro trabajo. Se que donde estoy puedo seguir "colaborando" desde afuera, así es que me gustaría encontrar algo mejor para tiempo completo. No es fácil y es necesario tener un sueldo, no se consigue empleo tan fácilmente pero lucharé y lo intentaré.
Traducciones... estoy traduciendo el libro con la vida de Diego, no olvides :)
* Sí, lo de escribir va en el alma y me viene de la niñez casi. Iré a visitar el sitio que me aconsejás. Soy obediente, hago caso :)
Me encantó tu final, de verdad. Decirle NO más seguido a todas aquellas personas que nos sobrexigen. Decir no es algo que siempre me costó y que me llevó tiempo de terapia pero es algo que debo aprender a hacer algún día.
Un gran abrazo!

9 de noviembre de 2006, 22:38  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Gertrudis Ojalá tuviera yo la clave!! No, no la tengo :( Si la tuviera no estaría tan mal :(
Sentir que no podemos, eso sí que nos agota.
Un secreto: me puse un anillo egipcio, le llaman Anillo de Atlante (o algo por el estilo) que parece que da energías positivas :)
Veremos...
Muchos besos!

9 de noviembre de 2006, 22:41  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Antígona Te agradezco infinitamente por tu lectura y por tus palabras. Siempre te leo. Te leía, incluso, antes de comenzar a escribir en este blog y, siempre que tengo tiempo :( te comento. Me siento muy contenta de saber que pasaste por acá y que pudiste dejarme tus impresiones.
Todo lo que decís es muy acertado. Intento, estos días, aprender a vivir de mi trabajo y no para mi trabajo. Intento que esto no me consuma y lograr que sea más importante mi vida personal que lo que allí pueda darse. Sucede que son muchas horas ahí adentro y uno se confunde :((
Besos y mil gracias por escribir. Seguimos leyéndonos!!

9 de noviembre de 2006, 22:45  
Blogger la maga dijo...

Como siempre: una prosa impecable. Realmente una lástima que no podás vivir (bien y despreocupada)de ella. Es tan difícil intentar ganarse el duro con la tinta de nuestro ristre (lo digo por experiencia), al final, terminás regalando tu verbo.

Parafraseando a Pizarnik: ¡¿Además quién fue el imbécil que inventó la frase "ganarse la vida"!?

Un abrazo,

La Maga

http://alejandrapizarnik.blogspot.com

10 de noviembre de 2006, 02:39  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Esa actitud luchadora ya es otra cosa. La garra de Rrrrrosa Rrrroja.
Eso, tigreza!
Cambios meditados, y llevados a la acción.
Lo del libro del Diego, la verdad, pensé que ya lo habías traducido, con todo el tiempo que tenés, che :) !! Quiero creer que no es sólo una "gauchada" para un amigo, y que también viene con retribución económica de por medio ...
Lo que pasa cuando se pierde la info de años de la pc es fatal. por ahi pasa que no tenemos totalmente actualizado el back up. Un consejo (experiencia propia), el cv que siempre es bueno mantenerlo actualizado y a mano, enviátelo a por lo menos 2 direcciones de email propias.- De ahi seguro que lo recuperas fácilmente.
El sitio que te comentaba hace referencia a la nueva tendencia: blooks. Podria llegar a ser una oportunidad.
Tigreza obediente, a descansar y ponerse las pilas el finde !

10 de noviembre de 2006, 23:43  
Blogger charruita dijo...

Rosa ROja, gracias por ser parte de Victoria´s Home en este año de vida.
Gracias por todas tus visitas.

L.A. noviembre 2006.

11 de noviembre de 2006, 16:39  
Blogger canichu dijo...

a veces todos tenemos la etapa de cansancio vital, de agotamiento. Pero no te desesperes, aunque leyéndote intuyo que en realidad has escrito el post porque necesitabas gritar el "no puedo más" y en realidad luego te levantas con vitalidad hasta la próxima vez que necesites gritarlo. A mí me ocurre con fecuencia. Pero también es cierto que el destino te lo forjas tú. Te preguntas cómo lo hacen los que se van al extranjero y cosas así, simplemente se lanzan a hacerlo sin pensar en el futuro, sin organizar lo que van a hacer. Sólo tienes que atreverte. Todos ellos hacen lo que hacen confiando en sus posibilidades, pero con inseguridad de su futuro. Te lo digo por experiencia. Yo mismo me fui a Barcelona haciendo el vagabundo. Piensa que debes vivir la vida, no trabajar para tener que vivir una sensación de vida. LA vida debe venirte sintiéndola tú, hagas lo que hagas. Y con todo, es verdad, el vacío existencial nos atrapa, a mí al menos, y supongo que eso escribes hoy en tu post. Mira a tu alrededor y que todos los seres te sonrían, es mi deseo para ti. Y acabo, que me prolongo mucho, gracias por pasarte por mi blog y dejar tu comentario. Ahí te mando una cerveza cibernética para beberla juntos.

12 de noviembre de 2006, 08:47  
Anonymous Marce dijo...

Estoy en la misma situación, y apoyo la moción de cerrar por agotamiento, y gritar todos juntos ¡no puedo mas!, y sino, culpemosle a noviembre!!!! ja
BESOs!!!

13 de noviembre de 2006, 21:01  
Blogger MId-night-mare dijo...

se puede cerrar por todo lo que quieras cerrar (siempre y cuando vuelvas a abrir =). Besos espero que estes bien

14 de noviembre de 2006, 23:45  
Blogger La Gosa Roja dijo...

Si, a veces hace falta gritarlo, y luego ver que podriamos cambiar. Animo, no desesperes.

15 de noviembre de 2006, 18:10  
Blogger larosaroja dijo...

La Maga ¡¡MUCHISIMAS GRACIAS!! por esto de "tu prosa impecable". Se que no es verdadero y que falta mucho, máxime escribiendo apurada en el blog pero intento hacerlo lo mejor posible. Tenemos la misma experiencia :( Es muy duro ganarse la vida con la tinta :( Al menos, me queda el consuelo de que mi trabajo (aunque no escribo sobre lo que me interesa) se trata de la escritura también, aunque de una escritura frívola, nada más alejado de lo que a mí me interesaría escribir, pero es lo que hay y por lo que me pagan algo para "ganarme la vida".
Ya veremos si las cosas mejoran.
Maga, no es necesario que escribas tu link cada vez. Ya estás en mi lista de blogs que frecuento, a la izquierda.

16 de noviembre de 2006, 23:47  
Blogger larosaroja dijo...

María Me sentí tan emocionada después de leer tu post "Llegaron los blooks" que no se qué más agregar... Realmente, me conmoviste.
Me hiciste reir con eso de que pensás que ya estaba terminado el libro del Diego. Casi todos los que me conocen creen lo mismo :( La triste realidad es que voy muy atrasada por mi falta de tiempo :( Pero que lo termino, lo termino :-)
La Rosa Roja siempre cumple con su palabra y me comprometí con mi amigo y eso es sagrado. Sí, es cierto que es para un amigo de años ese trabajo pero también hay una retribución de por medio (al menos es lo que pactamos) aunque la retribución sea ínfima en relación al tiempo y al trabajo que lleva traducir el libro entero. No importa, lo haré.
Te prometo que iré a informarme en detalle sobre "blooks".
Millón de besos! y millón de gracias por tus palabras!

16 de noviembre de 2006, 23:55  
Blogger larosaroja dijo...

Charruita No tenés nada que agradecerme. Leerte es, simplemente, un deleite. La agradecida soy yo por tus letras. Besos! Y por muchos años más!

16 de noviembre de 2006, 23:56  
Blogger larosaroja dijo...

Canichu Quiero que sepas que me encantó tu mensaje, tus palabras y que te quedo muy agradecida por todo lo que dices. Sí comprendo lo que estás diciendo. También yo, y con posibilidades de haberme ido a España, con incierto futuro o sin saber lo que podía depararme el destino, no lo hice... No me atreví. En fin... es un asunto espinoso. Te agradezco nuevamente por palabras de ánimo, buenos deseos y recomendaciones que se nota brotan del corazón y de la experiencia de quien ha atravesado por esas situaciones. Nos seguimos frecuentando!

17 de noviembre de 2006, 00:00  
Blogger larosaroja dijo...

Marce Me hiciste reir mucho!! y me hiciste sentir acompañada en la moción. Gritemos "no puedo más" y la culpa la tiene noviembre ¿qué duda cabe? :-)))
Besos!

17 de noviembre de 2006, 00:02  
Blogger larosaroja dijo...

Pesadilla de medianoche :-) Tranquilo que ya regreso. El agotamiento sigue pero las letras no se detienen. Mis manos escriben solas :-)

17 de noviembre de 2006, 00:03  
Blogger larosaroja dijo...

Gosa Roja Muchas gracias por tu ánimo y por tu visita. Tenerte por aquí es un verdadero honor.

17 de noviembre de 2006, 00:04  
Anonymous soyprincesa dijo...

Hola! Caí en tu blog viniendo de no me acuerdo cuál otro. Empecé a leer y llegué a este post viejo.
Te juro que te comprendo, yo misma he escrito palabras como estas y he rezongado muchísimo.
Yo misma estuve considerando que a las 6 cuando salgo de mi poco glorioso trabajo me libero.
El otro día tuve un "flash" y me di cuenta de que siempre soy libre. Y que tengo que aprender a vivir con alegría esta pobreza mía que desde el vamos no es tan pobre como la miseria de otros. Y que lo importante no está en comparar, porque ahí siempre consideramos que tenemos menos felicidad que otros. Lo importante es descubrir aceptando nuestro camino. Y empezar a ver que estemos donde estemos podemos SER. Porque nuestro valor está más allá de lo que nos paguen o de lo que hagamos.
Y mirate a vos, escribiendo aquí, derochando tu talento gratis...

Ese trabajo desde el corazón, también vale. Quizás no cotiza en mercados, pero vale.

No sé si sos creyente, pero si lo sos, acordate de lo del hijo pródigo, y en especial, del hermano mayor. Y que Dios siempre nos tira del caballo para luego poder alzarnos a upa.

Un beso, y ¡feliz Navidad!

22 de diciembre de 2006, 13:18  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Princesa Bienvenida. Agradezco mucho tu reflexión, tus palabras, tu comprensión. Y coincido en esto de que lo importante es descubrinos aceptando y avanzando por nuestro camino sin comparar con el camino de los demás. Y tambíén con esto de que todos podemos SER estemos en donde estemos.
Un beso y ¡Felicidades!

23 de diciembre de 2006, 20:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!