miércoles, octubre 11, 2006

¡Al fin Alejandra!

Lo conseguí. Tanto que deseaba tener "Diarios" de Alejandra Pizarnik y por fin logré conseguirlo. La novia de mi amigo Sergio fue a Madrid y volvió así es que se lo encargué a él -le encargué a él que le pida a su novia, de mi parte- que, a su regreso, me trajera el bendito libro.
Parece que le costó conseguirlo. Lo compró en la FNAC de Madrid. No lo tenían, ni allí tampoco, porque estaba agotado - dijeron. Lo pidió, lo dejó encargado y se lo trajeron. Es la segunda edición. Me asombré al saber que ya van por la segunda edición desde diciembre del 2005. ¡Agotado en España! Ni que Alejandra hubiese sido española. Es buena señal, señal de que es reconocida en el mundo. Señal de que no es una escritora cualquiera. Señal de que es una poeta que ha dejado rastro. Y dejar rastro no es poco. Y sobrevivir al paso del tiempo no es poco. Y los años se suceden a la muerte, los años se suceden a la escritura, a la tinta, a la edición, a la librería, al estar agotado de estar vendido. Su libro no me pareció barato. Pero, vivo en América del Sur, vivo en Sudamérica, vivo en Argentina. Su libro me costó 22,71 euros y eso es barato, si tomo en cuenta que me lo trajo la novia de mi amigo y que no pagué gastos de envío. Es barato. Y multipliquemos por cuatro. "¡Pobre Alejandra!" - pienso. Fue pobre en vida; es rica en muerte. ¿Escribir para qué? ¿para quién?

"¡Soy Argentina! Argentinum, i: plata. Mis ojos se aburren ante la evidencia. Pampa y caballito criollo. Literatura soporífera. Una se acerca a un libro argentino. ¿Qué ocurre? Viles imitaciones francesas, modismos en bastardilla, fotografías pesadas del campo. De pronto aparece un escrito rrrrealista (sic). ¡Magnífico! Encuentro entonces palabras como "puta" escrita cincuenta veces o diez en variaciones más made in Dock Sud: Descripción de la viejita, del mate y de doña XX. O si no una bibliografía de los mejores libros clásicos o unos cuentos del tiempo de los valsecitos y las criolinas, o un affaire in love en las montañas cordobesas llenas de cabritos y ¡de nuevo! Mates amargos".

Diarios de Alejandra Pizarnik, Editorial Lumen, Segunda Edición, 2005, Ana Becciú.

Etiquetas:

23 Comentarios:

Blogger reuben dijo...

De Pizarnik ya lo dijiste todo ( y me da un poco de envidia porque no tengo ese libro ), ella no hubiera escrito lo que escribió si no fuera argentina, que me perdonen los españoles, ello tienen otros autores interesantes. Sobre para qué escribir, te dejo algo de Barthes "... a pesar de todo, cuando se escribe, uno distribuye gérmenes, se puede pensar que se distribuye una especie de simiente y que, en consecuencia, se entra en la circulación general de las simientes."
Saludos

11 de octubre de 2006, 10:32  
Anonymous Anónimo dijo...

Rose, no he leído nada de la autora, prometo intentarlo.
Me hizo reir con el cuento de la búsqueda del libro. Me sentí completamente identificada ya que hace unos dos meses buscando el libro "Las horas" (si el de la peli) me comenta un librero de esos que quedan pocos (osea los que comprendieron que están vendiendo libros y no tomatitos cherry, y lo disfrutan) si leí los otros dos libros de Cunningham (De carne y hueso , y A home at the end of the world). El primero me lo llevé en ese momento y el segundo comenzó a ser mi obsesión y más cuando me di cuenta como me fascina la prosa de este hombre. Tal es así que ante 52 respuestas de entre (esta fuera de catálogo desde el 94, o bien no se edita desde el 91 (fecha de edición original)o bien "figurita dificil" o tratarme de incoherente por buscar un libro que NO ESTA POR NINGUN LADO) Me dije: por ningún lado? imposible! a pesar de que las 52 preguntas habían incluído todas las de usados de corrientes y parques afines.
Navegue por ENCUENTRO TU LIBRO.COM (todo a modo T.O.C) escribi a Planeta España...
En fin, terminé consiguiendolo a DOS CUADRAS de mi casa, a 9 PESOS...nuevito! en un usados donde antes de entrar me dije ..." aca lo tienen asi que nada de " busco un libro que no está por ninguna parte" porque COMO LO TIENEN si no me van a aumentar el price"...
Dicho y hecho, estaba...
Le recomiendo el ejercicio neurolinguistico Rose!
Porque a mi el placer me costo 9 $ cuando planeta España me lo ofrecia a 20 euros mas costos de envío.
Saludos!

11 de octubre de 2006, 11:25  
Blogger MId-night-mare dijo...

no vale! y yo leyendo a marx todo el dia en la facu....
Espero que estes bien y disfrutes de tus diarios. Besos !

11 de octubre de 2006, 15:32  
Blogger Zalet dijo...

Felicitaciones,
lo bueno cuando se hace esperar doblemente bueno.
Dicen, no?

11 de octubre de 2006, 18:05  
Blogger Vade retro dijo...

Eres una gran embajadora de la obra de Alejandra Pizarnik.
En lo personal, desconocía su existencia hasta llegar aquella primera vez a tu blog.
Las letras tienen vida propia, una energía que trasciende el tiempo y las circunstancias querida amiga.
Un beso.

11 de octubre de 2006, 22:25  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

No he tenido el gusto de saborear aun los textos de Alejandra Pizarnik.
Si has conseguido "ese" que tanto deseabas, pues felicitaciones!
El que quiere celeste ... y ... son unos buenos "mangos", no?
Pero para vos vale la pena, y seguro que ya te lo deboraste, o, lo vas degustando de a poquito, lentamente?
Es tristísimo eso que pasa con muchos escritores, pintores, músicos. En vida, no tienen el privilegio de disfrutar de los frutos (de reconocimiento y economicos)de su obra.- Son legados, valiosísimos, pero post morte ... o gozarán de todo eso desde el mas allá?

12 de octubre de 2006, 19:03  
Anonymous marta drooker dijo...

Te lo transcribo textual:
"Cuando escribo, jamás evoco un lector. Tampoco se me ocurre pensar en el destino de lo que estoy escribiendo. Nunca he buscado al lector, ni antes, ni durante, ni después del poema. Es por ésto, creo, que he tenido encuentros inesperados con verdaderos lectores inesperados, los que me dieron la alegría, la emoción, de saberme comprendida en profundidad."
Sin dudas, Rosa, sos uno de esos lectores que conmovieron a Alejandra, que a estas alturas, ya no los considera inesperados.

13 de octubre de 2006, 10:09  
Anonymous Vixen dijo...

rosa..

yo te prometo NO leer a Alejandra.
No no! yo no quiero leer a ese autor.

Me gusta mas vivirlo a traves de vos, y de algunos otros bloguers, que hacen piel con sus letras, y me enseñan a disfrutarlo...


Saludos,
Desde Pto Ordaz

13 de octubre de 2006, 22:31  
Blogger la maga dijo...

Indudablemente, Alejandra es la poeta de las poetas. En España está empezando a ser muy reconocida, lo digo por amigas que tengo allá. Por mi parte, actualmente, preparo un trabajo sobre su poesía.
Los Diarios de A.P. son más que un Diario, un mundo poético, un laboratorio para la creación estética.
Ahora, en el blog que recién hice en su homenaje estaré subiendo textos tantos poéticos como narrativos; sin olvidar, algunos extractos de su diario (me enfoco sobretodo en aquellos imposibles de conseguir en la red). Los invito a visitarlo.

Un abrazo,

La Maga de los Submundos (o tercer mundo)

http://alejandrapizarnik.blogspot.com

13 de octubre de 2006, 23:55  
Blogger lauraBaires dijo...

Pensar que la leí a Pizarnik en la escuela y nada podría decir sobre su obra porque nada me acuerdo. Lo único que se me viene a la cabeza es su suicidio en la clínica psiquiátrica. Te das cuenta lo valioso que es el enciclopedismo escolar?

Prometo desempolvar sus escritos con mis ojos viejos de hoy...

Me alegro de que te ponga tan contenta tener el libro. Entiendo la sensación...
Un beso, Rose

17 de octubre de 2006, 15:20  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Estoy agotada y me voy a dormir, después de haber escrito el último post. Es imprescindible. Mañana sí que prometo responder a todos los comentarios hermosos que me han dejado aquí. Besos para todas y todos.

19 de octubre de 2006, 00:39  
Blogger charruita dijo...

Tu descripcion de como conseguiste el libro, me recordo a mi busqueda y encuentro de Poesia Reunida de Cristina Peri Rossi.
Yo a Alejandra aun no puedo leerla. Empiezo y me llega tanto que no puedo soportar su literatura. Y es que me da miedo lo que me hace sentir! Yo se que la leere toda, pero tambien se que aun no estoy lista. Confieso que si he leido varios poemas sueltos pero precisamente por lo que me provocan, no puedo con sus libros aun.
Tu admiracion por ella me recuerda mi admiracion por Peri Rossi.
De la cual si he seguido su obra.
Felicitaciones, y que disfrutes...

19 de octubre de 2006, 02:56  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Reuben Muy bienvenido, se te extrañaba por acá. No me envidies! Leer a Alejandra siempre es un deleite pero esperemos que llegue el libro a Argentina para que todos puedan disfrutarlo. Coincido plenamente: ella no hubiera escrito lo que escribió si no hubiese sido argentina. Por supuesto!
Sigo tu consejo y voy a continuar distribuyendo gérmenes por ahì!

21 de octubre de 2006, 18:05  
Anonymous Rose dijo...

Anónima Me hizo reir muchísimo con estos libreros de los que, efectivamente, quedan pocos pero lo que me causó gracia fue su apreciación cuando dice que saben que venden libros y no tomatitos cherry! Fue genial, voy a adoptar su frase. Me gustó el relato de su experiencia y, también me sucedió a mí con un par de libros! Es cierto, a veces lo que parece imposible de encontrar se termina ubicando a la vuelta de la esquina. En el caso de los diarios de Alejandra este ejercicio no sirve porque, lamentablemente, no existe el libro en Argentina. Todavía, todavía porque espero que pronto lo traigan para que muchos lectores la puedan disfrutar. Le garantizo que está imperdible para aquellos que seguimos todas sus letras.
No le aconsejo leer a Alejandra. Es duro leer sus letras, hay que estar con el corazón muy alegre para que no caiga mal... de lo contrario la herida que deja su lectura puede ser muy fuerte. Saludos!!

21 de octubre de 2006, 18:11  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Night-Mare Espero, de todo corazón, que ya hayas largado a Marx. Se -por haberlo vivido- que es agotadora su lectura! Mil gracias por pasarte por acá!!

Zalet Sí, lo bueno cuando tarda en llegar es doblemente bueno. Aunque, en el caso particular de Alejandra, ella es buenísima en todo momento!

21 de octubre de 2006, 18:14  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Vade Muchísimas gracias por tus palabras. Alejandra Pizarnik es, a mi modo de ver, una de las más grandes y desgarradoras letras argentinas que haya leído en toda mi vida. He escrito un ensayo sobre ella, veré si lo transcribo alguna vez y lo subo. Un abrazo!

Querida Martita Síiii, conozco ese párrafo que mencionás pero nunca se me había ocurrido asociarlo con mi propia lectura. Tenès razón, quizàs sea una de esas lectoras inesperadas que Alejandra esperaba. Si fuera algo así sería todo un orgullo. Mil besos!

21 de octubre de 2006, 18:18  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Vixen Ya a estas alturas sabés que soy fan de Alejandra. No obstante, te diré que es excelente tu decisión de no leerla. Para deprimirse ya alcanzo yo :((( Y hay que reconocer que leer a Alejandra tira abajo, hunde, golpea. Su lectura es muy fuerte. Ella sí que hizo piel y carne en sus letras. Besos!! (¿qué hacés tan lejos???? Prometo leerte e informarme :)

La Maga Chapeau! El trabajo que estás llevando adelante es digno de un apostolado. Me cae requetebien la gente que continúa hablando de ella (como tu caso) para que sus letras no se pierdan en el olvido.
Y sí, aunque todavía estoy leyéndolos y muy de a poco, también creo que sus diarios son mucho más que simples diarios. Creo que hay que leerlos y releerlos y volver a leerlos y una siempre encontrará cosas nuevas. Me gusta cómo lo definiste: "laboratorio de creación". ¡Muy buena idea!

21 de octubre de 2006, 18:23  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Laurabaires No tenés perdónnnnnnnnnn!!!!! :) ¿Cómo es posible haberla leído y no recordar nada? ¡Ay Dios! Así va este mundo :))))))))
Sí, lo del suicidio fue después que le dieron el alta en la clínica psiquiátrica, en su depto. de la calle Montevideo. Desempolvá su poesía!!! Besos!

Charruita Es perfectamente comprensible lo que decís. Leer a Alejandra no es nada fácil. No es que sean difíciles sus letras, no, no lo son, más bien son de lo más simples! Eso es lo más duro! Lo díficil es estar predispuestas para leer sus letras. A mí también me costó mucho y me llevó años decidirme. Me permito la libertad de un consejito: si estás triste no la leas hasta que no estés mejor de ánimos. Besazo!
P.D.: No he leído nada de Peri Rossi. Me lo agendo y veré si encuentro algo cuando tenga más tiempo.

21 de octubre de 2006, 18:29  
Blogger kasandra dijo...

Hay una foto suya, delante de lo que parece un cóndor. Yo la relaciono con uno de sus poemas al Doctor Ostrov, terrible, la jaula se ha hecho pájaro y se ha volado...

Alejandra inmensa como cuando dice: la rebelión es mirar a una rosa (¿digamos roja?) hasta que se te pulveriza en los ojos.

He visto en el diario de Vade que a ti también te aqueja el cansancio. He llegado aquí y he comenzado a leer, luego me he bajado hasta Alejandra, llamada por ella. Otras veces te leí y te linkee pero dejé de hacerlo porque tuve la sensación de que no sé por qué motivo te caía mal. Quizás ni caiste en ello :)

Pero me ha alegrado mucho hoy recibir tu visita.


Gracias a ti.

Voy a seguir leyéndote

Un beso :)

6 de noviembre de 2006, 19:36  
Blogger kasandra dijo...

Peri Rosi tiene poemas tremendos también

6 de noviembre de 2006, 19:37  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Kasandra De Peri Rosi no he leído nada así que ya mismo lo estoy agendando.
De la foto que hablás de Alejandra con el cóndor sí la conozco y creo que la tengo. No la había relacionado con las cartas o escritos al Dr. Ostrov pero muy bien puede ser lo correcto. "La jaula se ha hecho pájaro y se volado...". Terrible el concepto.
Exactamente, le he dicho a Vade que me aqueja el cansancio/agotamiento que es la pura verdad. Ya no me da más el cuerpo ni el alma para tanto quehacer.
De Alejandra escribo mucho porque me encanta. Es mi favorita.
De lo que decís, noooooooooooo!!! nada que verrrrrrrrrrr. Mi único problema en esta tierra, en este mundo es la eterna falta de tiempo. Si no te visité antes o no te comenté antes fue porque -tal como expreso- no tengo tiempo ni para dormir :(( Noooooo, lejos de caerme mal, todo lo contrariooooo. Y cada vez que veía tu linkeado en mi blog me decía que tenía que agregarte pero el tiempo se me vuela como un pájaro :(
Ya estás linkeada y nos seguimos leyendo.
Besos y mil gracias por tu visita. Seguimos frecuentándonos.

6 de noviembre de 2006, 19:55  
Blogger kasandra dijo...

Aquella noche ya leí todo lo de tu cansancio pero creo que me da cosa ... subrayártelo... y no tengo derecho a solidarizarme con él. Porque yo en esta época de mi vida no lo estoy experimentando.

Me estoy bajando el ilusionista :)

Ya te contaré.

Sabía que la habías visto y que te había gustado.

Tu cansancio por otro lado no tiene recetas fáciles que lo curen. A no ser... que la suerte decida favorecerte con una premio inesperado. Espero que sea así. De todas formas... ya verás, pasará.

Eres una mujer tremendamente fuerte. Lo sé :))

Muchos besos

10 de noviembre de 2006, 07:52  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo soy devota de la Pizarna, tambien, pero no te envidio, ya que consegui sus diarios a fines del año pasado, y en la Argentina, a través de una conocida que trabajaba en El Ateneo, y consiguió el último ejemplar (!) que quedaba en la cadena de librerias donde está (se encontraba en patio Bullrich, creo), al parecer habían traído desde España cierta cantidad para venderlos acá, y tuve la suerte de ser uno de los compradores... Eso, sí, salía $90, pero esta conocida mía, por ser empleada, me consiguió un descuento bastante favorable (del 40 %)...
Es un libro maravilloso, pese a lo fragmentado de su testimonio, y vale la pena conseguirlo, leerlo, releerlo y conservarlo...

19 de noviembre de 2006, 05:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!