lunes, diciembre 25, 2006

Navidad extraña Navidad

Tres días feriados no estuvieron nada mal. Descanso, anhelado tesoro. El no hacer nada: ¡precioso! Eso sí me produce esa especie de "pequeña felicidad", sentirme cómoda y relajada.
Nochebuena con cena familiar que se prolongó hasta las tres de la madrugada, horario en que se fueron todos.
Me sentí muy extraña pero tranquila de estar a solas conmigo, en el silencio de la noche ¡por fin! Me saqué la ropa y me puse otra de andar por casa bien cómoda, chinelas. Me encerré en la cocina. Agua bien fría, muchos vasos de agua fría, cigarrillos con Alejandra Pizarnik en mis manos. Leí un rato largo -más de una hora - en silencio. Avancé bastante en la lectura de los Diarios y tomé notas en papel (no me gusta marcar los libros). Al cerrar el libro, vencida por el sueño, me sobrevino una profunda angustia. Esa sensación de tristeza infinita (¿será depresión?). No se si me hizo bien leer a Pizarnik, precisamente, anoche, no se... Me "vi" sola. Me "sentí" sola. Se muy bien que lo estoy. Y cuando digo sola quiero decir sola. Tengo a mis padres, a ellos sí. Son las únicas personas que tengo hoy. Nadie más. El resto del mundo está "afuera" de mi persona. No hay nadie y eso lo se de memoria. Ni familiares que sientan ver-da-de-ra-men-te ese afecto fluído que hay que sentir, ni amigos o amigas. La familia sí está, pero es ese vínculo producto de lo que me surge llamar como "compromiso social", "el deber de visitar a.." porque es Nochebuena, porque se pasa la fiesta en casa, es la obligación del lazo sanguíneo que nos une, nada más. Pero no se si hubiesen venido por voluntad propia. No lo creo. No se. Y amistades, nadie, ninguna. Es triste, sí, pero es.
El teléfono no sonó. Es decir, sonar sonó muchas veces, pero para saludar a mis padres. Todos los que llamaron les preguntaron por mí, pero como obligatorio, como parte de una conversación teléfonica, cortesía o cordialidad. Pero cuando digo que el teléfono no sonó me refiero a que no hubo una sola persona que pusiera sus dedos en el aparato y discara mi número para hablar conmigo, para saludarme a mí. Nadie, nadie.
Excepto C. Ella sí llamo. Fue curioso. La noche anterior soñé con ella. No recuerdo qué soñé. Vagamente, me parece recordar que soñaba con episodios que atravesamos juntas, vivencias que compartimos pero no podría asegurarlo, no recuerdo el sueño. Estábamos en medio del festejo y yo estaba alejada, fumando un cigarrillo, mientras pensaba en lo que estaba diciendo hace un momento: "nadie me llamó, no le importo absolutamente a nadie, estoy sola, nadie me recuerda, no cuento con nadie. Y "en el colmo de los nadies" ni siquiera C. que llama siempre, cada año, cada Nochebuena, ni siquiera ella..." En ese preciso instante sonó el teléfono y era ella. A la 1:25 de la madrugada. Hablamos cinco minutos. Me saludó. Fue breve y cordial. Le dije: "sigo en Córdoba". Por supuesto, lo entiende así. Que cuándo regreso a Buenos Aires, que cuándo nos veremos. La semana próxima -respondí. Que si la llamo, pregunté. Que sí, que le hable, que nos vemos. Que no sabe qué hacer con su vida, eso me lo repitió tres veces, por lo menos, que está "vagando" y que no sabe qué hacer. Que un beso. Cortamos.
Sentí una "pequeña alegría", sí, por un instante "gran alegría".¡Me llamó! Pero... esa alegría fue breve y contradictoria. Por un lado, el contento por su llamada, por otro lado el hecho de que nos vamos a volver a ver la semana próxima después de casi un año. Si la llamo, claro. Creo que la voy a llamar. Pero, eso tampoco me convence del todo. Se que estaría bien vernos un rato, compartir unas horas, un día. Hace tantos años que nos conocemos que ya se cómo es todo. Pero, también se que vernos no va a ser lo más conveniente para mí... lo tengo claro. Se que deberé "remar la situación", que por momentos será muy agradable, intensamente agradable, pero que en otros momentos la situación se pondrá tensa, muy dura, eso también lo se. Verla: sí por un lado, no por el otro.
Me fui a dormir. Estaba profundamente cansada. El sueño me vencía. Dormí hasta el mediodía. ¡Qué bien me hace dormir! Me siento tan agotada, tan sin fuerzas que eso es lo que me hace pensar que no será buena idea verla porque, para cuando llegue el momento de discutir o de los reproches, yo estaré muy agotada para responder. Y perderé un dia de sueño y de descanso y no se si me conviene. Todo está mezclado: me gustaría verla por un rato pero tengo muy claro que lo mejor de todo sería que no la viera.
Navidad. Después de almorzar seguí leyendo más de los Diarios de Pizarnik. Me sobrevino la angustia, el darme cuenta de que estoy inmersa en la soledad. No de pareja sino de seres humanos, de afectos en general. Angustia profunda. Me tiré en la cama y no pude dormir siesta pero descansé cuerpo y mente.
Me desperté y pensé que no debo pensar tanto porque pensar demasiado me hace mal. A veces me pregunto por qué pienso tanto si la gente común no le da tantas vueltas a las cosas en la cabeza. Mejor no pensar. Pero, me siento tan agotada y tan sin fuerzas y tan sin tiempo que sólo me gustaría dedicarme a dormir, a descansar, a andar cómoda por casa, a no hacer nada y me pone de malhumor tener que salir a la calle a encontrarme con gente, salir a trabajar obligatoriamente llueve, truene o relampaguee, me guste o no. ¡Y mi eterna falta de tiempo! Eso me desespera.
Fue extraña la Navidad. Entre la tristeza-angustia, el sueño, la sensación de soledad, el miedo de verla, el poco diálogo familiar, no se... No fue el clima ideal. Menos mal que sobre el final del día las cosas cambiaron, hubo más conversación, mejor clima, hasta risas y ese pequeño detalle me alegró el día.
Ahora a dormir porque mañana vuelvo a la rutina, al trabajo, a madrugar, a la impiedad de la vida cotidiana y el tiempo se me vuela.

Etiquetas:

18 Comentarios:

Blogger el fantástico amante de pástico dijo...

quien me iba a desssssirrrrrrrrrr.......

26 de diciembre de 2006, 08:20  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

¡Hola Fantástico! ¿Quién te iba a decir quéee?

26 de diciembre de 2006, 23:58  
Blogger charruita dijo...

Se lo que es estar sola. Literalmente sola. Hasta sin padres. Ya no escribo, pero leo.
Buen 2007.

27 de diciembre de 2006, 03:18  
Blogger reuben dijo...

Las fiestas siempre son un poco extrañas. Si te vienen ganas de leer, escuchar música o lo que sea, que sean bienvenidas.
felicidades

27 de diciembre de 2006, 15:59  
Blogger lauraBaires dijo...

La soledad es el estado real del ser humano, que se pasa la vida intentando revertir esa situación. Los hijos son un antídoto temporal, pero el hueco que dejan al abrir las alas es sumamente doloroso.
La pareja es otro antídoto, cuyos efectos colaterales pueden contrarrestrar el propósito original de compañía.
Y la amistad, qué decirte, Rosa... la amistad ha sido siempre mi tabla de salvación, pero comprendo que la gente también está ocupada con sus vidas y te deja sola con tus proyectos.

Se cómo te sentís...de sobra. Y creo que, dentro de todo, estás bastante armada.
Suerte con C.
Ya nos contarás!

Un beso

28 de diciembre de 2006, 20:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Rose! que empiece "pum para arriba" el nuevo año y lo termine aun mejor! (de que nos serviria solo una buena noche de fin de año?!?!?), y recuerde que dicen que "quello che si fa il capodanno si ripete tutto l'anno", alors! sino podemos hacer lo que querríamos al menos visualisemoslo!
Le mande un mail, espero lo haya recibido.
Su amiga anonima! jajja

29 de diciembre de 2006, 10:52  
Blogger la maga dijo...

Querida Rosa Roja,

ambas amamos a Pizarnik y fue en este sitio virtual donde afortunadamente nos conocimos.

Te escribo para agradecerte cada una de tus visitas a mi blog; y, además, para desearte un feliz y poético año 2007.

Un abrazo,

La MaGa

29 de diciembre de 2006, 15:41  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Charruita ¡A ver si levantamos nuestros ánimos! Y te lo digo yo que más caídos no los puedo tener :-( Para colmo, soy de "tragarme los nervios" y eso me repercute en el físico, con dolores, con malestares, etc. etc. así que me parece que a nada bueno conduce. Voy a hacerle caso a alguien que me dijo que hay que pensar con la mente en positivo! Otra no nos queda...
¿Qué querés decir con eso de que ya no escribísssssssss?
Un gran abrazo.

30 de diciembre de 2006, 14:13  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Reuben ¡Gracias por tus palabras de ánimo, inspiran tranquilidad (y muy buena falta que me hace). Sí, imagino que estas fechas son un poco extrañas para todos, aunque por diferentes motivos. Ya pasará. Feliz 2007 para vos!

30 de diciembre de 2006, 14:15  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Laurabaires Es verdad y muy acertado el análisis que hacés de la soledad, sí. Yo, muchas veces, pienso "si me hubiera casado" (ergo tendría pareja y estaría acompañada), "si hubiera tenido hijos" (ergo estaría acompañada), "si no hubiera perdido mis amistades" (ergo estaría acompañada). Todos los "si hubiera..." equivalen a "estaría acompañada", sin embargo tampoco estoy muy segura de que esto sea tan así. Lo digo por la experiencia de las familias que veo a mi alrededor. Si me hubiera casado, bien podría estar separada y estaría sola. Si hubiera tenido hijos, en algún momento crecerían y al abrir sus alas me dejarían sola (también hay casos de hijos que sería preferible no haber tenido por los dolores de cabeza que dan) y las amistades....... espero lograr hacer nuevas, aunque fácil no es :-(
Gracias por tus palabras. Sí, después contaré de C. si es que nos vemos, aún no llamé. Estoy esperando recuperarme, sentirme bien físicamente y con algo de fuerzas...
Besos.

30 de diciembre de 2006, 14:22  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Amiga Anómima No sabe la alegría que me dio volver a tener noticias suyas. Ya la estaba extrañando. Tanto me asombró su ausencia que hasta, incluso, pensé en escribir un post y mencionarla a ver si daba señales de vida. Me alegro que siga por acá.
Síiiiiiiii, por supuesto recibí su cálido mail y adivine que no lo respondí por falta de tiempo :-( pero, me encantó y ya idearemos algo, eso seguro. Feliz 2007 y un millón de gracias por estar presente!!!
La felicito por su dominio de los idiomas. Yo de tano y de alemán sí que no entiendo!
Besos y GRACIAS otra vez.

30 de diciembre de 2006, 14:26  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

La Maga No tenés nada que agradecerme. Efectivamente, las dos amamos a Pizarnik y visitarte es siempre un placer.
Besos y feliz 2007!

30 de diciembre de 2006, 14:27  
Blogger fiorella dijo...

Un abrazo y un brindis por lo que se viene de nuevo o no!!!Chin-Chin 2007!!!

30 de diciembre de 2006, 15:47  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Gracias, Fiorella, e igualmente para vos. Un chin-chin virtual por un 2007 mejor!!! Un abrazo.

30 de diciembre de 2006, 21:07  
Anonymous Anónimo dijo...

No te sientas sola,tienes a C. ¿todavia no te has dado cuenta? debes de cojer al toro por los cuernos y retomar una historia de amor que te tiene angustiada, con lo bueno y con lo malo, asi son todas, absolutamente todas las historias de amor.Deja de sufrir de una vez y vuelve a vivir. Besos de la Otra Frontera.

31 de diciembre de 2006, 15:19  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

La Otra Frontera ¡Feliz Año! Y no, en este caso, no es ninguna buena idea retomar la historia de amor. Todo lo contrario, descubrí que puedo vivir mucho mejor bien alejada, cuanto más lejos mejor. Besos para tí.

1 de enero de 2007, 20:01  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

La Otra Frontera Textual. Si en alguna oportunidad no sabe o no puede decri "cuanto más lejos mejor" es muy difícil.
En fin.,........ sría muy lejos explicar......... Mejor asï. SALUDOS.

3 de enero de 2007, 21:05  
Blogger Jorge Ramiro dijo...

Es bueno festejar las fiestas en familia y por eso la navidad es de los festejos que mas celebro. Por eso con mi led lg me gusta disfrutar de ver como se celebra en otros países y en donde la gente se reúne

22 de mayo de 2014, 13:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!