miércoles, marzo 21, 2007

Me animé y se lo dije porque...

Es que suelo frecuentar el café nuevo del que hablaba antes. Y esta mujer, Leonor (así me dijo que se llama) va casi todas las tardecitas/noches y se sienta a mi mesa y no pregunta si puede, si estoy de acuerdo, se sienta sin más, y lo da por hecho y cena conmigo y habla de cosas intrascendentes y no tanto pero... Yo intento que el hombre del fernet con Cola intervenga, que converse con nosotras, que intercambiemos diálogo pero a ella no parece importarle demasiado, es más: parece que estuviera deseando que él nos deje a solas. Y hoy se fue al quiosco y compró cigarrillos para las dos y, además, me regaló un alfajor Guaymallén y.... y me pareció deshonesto no decirle. No decirle. Le pregunté si tenía pareja; ya se lo había preguntado antes y su respuesta es "¿y eso qué es?". El sábado a la tarde, hablando de bueyes perdidos, me contaba que lava ropa en el hotel en el cual trabaja, que acomoda las habitaciones, etc. Hoy le pregunté por unas ojotas que llevaba puestas, me dijo que se las olvidó una clienta y que justo eran su número. El sábado durante el café compartido y su comentario de trabajo y de arreglo de habitaciones, mientras hablaba, mencionó que le gustaba arreglar habitaciones y poner esto y aquello y lo otro, y en lo otro incluyó "preservativos". Intuí que trabaja en un albergue transitorio y también adiviné en cual. No es tan difícil darse cuenta en mi barrio. Esta noche, me armé de valor y le dije que si alguna vez me ve entrar (casi nunca, hace más de un año)... ¡No te conozco, nunca nos vimos! - respondió ella. Pero, me atreví. La primera vez que me atrevo con una desconocida y se lo dije: que la última vez que entré allí, allá lejos y hace tiempo, fue acompañada por otra mujer. No se qué pudo pensar. Dijo que a ella no le importa, que está acostumbrada a ver de todo. Pero, en mi caso, fue la primera vez que dije las cosas de frente. Tampoco se muy bien por qué lo hice. Por qué se lo conté. Sentí que me sacaba un peso de encima. Tal vez el vaso de cerveza cooperó.

Etiquetas:

18 Comentarios:

Blogger Zalet dijo...

Y Atanasio rose??, donde quedo?

21 de marzo de 2007, 19:26  
Blogger Blueyes dijo...

:o) muy bueno, valiente!

Oye, te gusta viajar? si te apetece, te invito a que nos cuentes un viaje inolvidable...si no es cursi, mucho mejor...es que entre la bruja y yo, no se quien es más cursi...jajaja es broma...también se valen viajes a hoteles...jajaja risa infinita, niña...sorry...ya estoy seria.

Que te dejo un beso, me voy a dormir.
Blue

21 de marzo de 2007, 19:48  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Zalet A Atanasio no lo olvidamos y lo acompañamos cada tarde, no se inquiete :) Nos ayudamos, apoyamos mutuamente -aunque más no sea desde el silencio, desde lo no dicho, desde el dolor, desde la risa, nunca expresamos pero sabemos qué queremos significar. Sucede que hay otros cafés y otras personas, pero no olvidamos a aquellos que nos han bancado y lo siguen haciendo a diario. Gracias! Me encanta que me llame "Rose". Creo que ya estoy extrañando a la amiga anónima que salió de vacaciones y aún no regresó por estos lares. Besos!

21 de marzo de 2007, 22:33  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Blueyes Gracias por tus palabras, gracias por tu visita. Me alegra que te pareciera valiente :-O No se todavía ni cómo fue que ocurrió, ni por qué fue que se lo dije. Ahora, estoy un poco arrepentida porque es en mi barrio y vaya a saber una... Pero, no, no me arrepiento de haber sido honesta! Al fin y al cabo, nadie la invitó jamás a sentarse a mi mesa, nadie la invitó jamás a conversar, mucho menos a cenar en mi mesa ni a dialogar. Lo hace sola como quien da por sentado que en ese lugar es bienvenida, no pregunta. Así es que, al menos, que sepa donde se sienta ;-O Es más, esto que comenté fue ayer y pensé que hoy ya no iría. La mayoría de las mujeres desisten cuando una les habla con franqueza. Me asombró que hoy regresara. Blueyes, hace algunos añitos atrás me gustaba viajar mucho, ahora menos (no porque no me guste sino porque me siento más cansada y prefiero quedarme en casa antes que salir por ahí y viajar). Pero, eso sí, cuando viajo soy juiciosa :) Acepto tu invitación a relatar algo de un viaje. Me parece que no es cursi (eso creo, al menos, hace muchos años) y nah, no tiene nada que ver con ningún hotel. La primera historia fue en un viaje, sí, y lejano. Bonito recuerdo me has traido, aunque de risa tiene poco. Es que, cuando era más joven, viajaba los kilómetros que fueran. Hoy no lo haría. Besines a ti a tu "bruja".

21 de marzo de 2007, 22:56  
Blogger Blueyes dijo...

Bon dia, jajaja por Dios jajaj risa infinitaaa, niñaaa, que no es mi bruja... soy hete jajajaja empiezo bien el día... si sientes las orejas que te pican soy yo que me estoy acordando de este post jajajaja.

Confieso que espero con ilusión tu viaje.

Otra cosa, yo trato de no arrepentirme de las cosas que hago, incluso, de las que hago mal.

Feliz día.
Blue

22 de marzo de 2007, 03:18  
Blogger Vade retro dijo...

Eres valiente y eso te hace una gran mujer ante mis ojos...te lo escribo tal cual lo siento. Creo que en este punto de sinceridad, da igual la reacción del otro. Lo importante es que fuiste muy leal con tu acción.
Un abrazo de aquí hasta allí.
PD: Por cierto, ojalá algún día pueda tomar un café contigo.

22 de marzo de 2007, 15:25  
Anonymous licantropica dijo...

ay Dios...
Vos tambien Rose?????'

EL MUNDO ESTA LLENO DE TORTAAAAASSS!!!

jajajajajJjJjA

Aca, la movida pro salidas del armario aplaude de pie.

Besos bombon!!

Vixen
Otro pastelito :P

22 de marzo de 2007, 21:09  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Blueyes Me alegra que te diviertas con la lectura. Es bonito pasar un rato agradable. Coincido contigo, yo tb intento no arrepentirme de las cosas que hago, aunque muchas veces, de las que hago mal, no se :-O Pero, no, no me arrepiento, lo hecho hecho está.

24 de marzo de 2007, 18:56  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Vade ¡Gracias por tus palabras! ¿Pero valiente? No lo hago por valentía, lo hago sin pensar o sin medir las consecuencias, los hechos me van llevando a decir tal o cual cosa, después no se si fue lo más acertado o si hubiera sido preferible haberse callado. En este caso, por suerte, parece que no afectó en nada a la otra parte. Continúa yendo, continúa sentándose, no se horrorizó. Eso también cuenta. Pero, yo senti que tenía que ser honesta y lo fui. ¡¡Gracias otra vez!! Eres un sol y a ver si llega ese día y nos tomamos un café juntas. No lo veo imposible. Muchos besos.

24 de marzo de 2007, 19:01  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Licantrópica Me hiciste reir. Si no es por hacer ninguna cruzada para salir del armario, jaja. Es más bien ser honesta con el otro y evitarse así un montón de preguntas innecesarias del estilo de ¿Sos casada? ¿tenés hijos? ¿no tenés novio? ¿adónde vas el sábado? ¿con quién salís? blablablabla y eso va generando una cadena de preguntas pero tb una cadena de respuestas y uno ya no puede con tanta respuesta inútil. Siendo franca, ya no te preguntan más :-O
Besotes!
P.D.: Además, la mujer sigue yendo, no se horrizó y además no es mi estilo ni mi tipo -en absoluto - así que si pensó algo se equivocó, jejeje.

24 de marzo de 2007, 19:06  
Blogger Sereno dijo...

Bonsoir Rose! Cómo andás (ando practicando el cordobés, eso sí, nada con el fernet aunque dicen que es muy bueno para la resaca...) Por estos lados más bien destruida y ventilándome un poco, recuperé la memoria durante las vacaciones, aún en estado de shock recibiendo lo que yo misma sembré... enfin.... a ver si alguna vez compartimos un mate, porque café, la abuelita (yo) ya no puede tomar :O)
Es loco eso de hablar con un desconocido o desconocida y de buenas a primeras decirle "soy de onda". generalmente cuando conozco a alguien y empiezan las preguntas de rigor les digo "soy soltera con demasiados compromisos" de ahí un jajaja y cambio automático de tema. Si me preguntan hoy la respuesta sería con el corazón hecho pedacitos y aferrándome a una esperanza mínima que a veces se hace demasiado esquiva. Sufriendo todas las penas del infierno en este minuto por ese motivo, pero decantando, y ahora.... ventilándome...
Abrazo Rosa Roja, saludos a Leonor que me pareció súper piola. Creo que me está haciendo falta un café, aunque los amigos... se han portado a la altura.

24 de marzo de 2007, 21:52  
Blogger Sereno dijo...

mmm... me da vuelta eso de arrepentirse de lo que uno no hizo, generalmente soy así pero parece que me pegué las embarradas más grandes de mi vida por esa causa... Pero igual, me parece más que válido haber abierto la ventana en el café, mjor que te conocan de una, al final, las personas que valen la pena te van a aceptar tal como eres igual. Con todo lo bueno y todo lo malo que tal vez no necesariamente tengas :O)
Más saludos. Apremia la ventilación así que a ver si salgo más seguido, estam semana ha sido demasiado intensa, y las vacaciones... también.

24 de marzo de 2007, 21:59  
Blogger fiorella dijo...

Un abrazo montevideano, y me parece un gesto de honestidad hacia vos el decir lo que dijiste,y luego los demàs.

25 de marzo de 2007, 09:40  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Sereno ¡Bonjour! Está muy bien que vayas practicando el cordobés , una nunca sabe cuándo irá a las montañas y son tan hermosas!! así que vale la pena practicarlo.
Compartimos unos mates cuando sea. Por mi parte, encantada, será un honor. No te inquietes que las abuelitas , por lo general, me caen super bien aunque tomen agua mineral :-O
Sereno, te siento demasiado alicaída, con el ánimo en descenso y eso no me gusta nada. A ver si levantamos el espíritu y lo ventilarse está perfecto. En mi caso, a mí me cuesta horrores salir si estoy mal y prefiero quedarme adentro pero comprendo que no es lo más saludable y que lo mejor sería ventilarse y tomar otros aires, aunque más no sea dar un par de vueltas a la manzana para despejar el cerebro. Espero que te vayas reponiendo. Muchos besos.

25 de marzo de 2007, 10:25  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Sereno No niego que, en algunas ocasiones, me arrepiento por lo que sí hice y me enojo conmigo por no haber cerrado la boca a tiempo pero, por otro lado, si lo pensamos bien y somos consecuentes con nosotras mismas y con nuestra forma de ser no deberíamos arrepentirnos si lo que hicimos fue hecho con honestidad y fuimos francas; en su momento, obramos como mejor creímos que deberíamos obrar. Lo lamentable es que a muchas personas no les cae muy bien y se alejan, entonces las perdemos y ahí me enrollo y pienso que sería más productivo callarse para que no se alejen, pero en fin... es un círculo infinito sin solución. Creo que cada uno debe obrar como mejor le dicte el corazón según qué circunstancias.
En el caso de esta persona que relaté poca importancia tiene (por no decir ninguna). En realidad, me pareció un tanto lógico ser honesta si vamos a compartir un café y para prevenir de antemano un sinfin de preguntas (tal como ya te dije antes). Por otra parte, se que si se sienta en esa mesa y conversa conmigo no es porque exista nada especial fuera de esa conversación y que nada tiene que ver con si yo le caigo bien, mal o regular. En realidad, yo me siento allí por no sentarme sola y ella se sienta allí porque yo le estoy hablando de un tema muy puntual (acerca de una enfermedad) que a ella le interesa mucho y, además, le quito el miedo. No hay ninguna otra razón que nos una. Por eso no me hubiera importado si se alejaba y por eso no se alejó. Ella necesita cierta información, cierta contención ante el temor que yo puedo brindarle.
Me encantó esto de soy soltera con demasiados compromisos así que creo que voy a comenzar a utilizarlo.
Besos.

25 de marzo de 2007, 10:35  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Fiorella Gracias! Y sí, cuesta pero la intención es ser honesta. Después los demás que lo tomen como puedan. Un beso.

25 de marzo de 2007, 10:37  
Blogger Sereno dijo...

GRACIAS!!! Mayúsculas de nuevo Rose :O)
Por acá ventilando de nuevo. Aprovechando ratos de calma efímera y frescura otoñal. Tomando cuanto salvavida me arrojen, últimamente "pega" (trabajo) para que la cabeza deje de hervir pensando y para que el corazón trate de de descansar un poco. Revisando correos y encontrándome con la sorpresa del día :O) con un regalo inesperado, paz en mi corazón, que está más tranquilo. ( a ver cómo sigue ;O)

mmm.. mmm.. respecto a los arrepentimientos, en realidad, en estricto rigor, era lo que había, lo que sentía y lo que estaba viviendo y no viviendo así que sí, de la franqueza, creo que nunca me he arrepentido. Y yo trato, de ser transparente, aunque es en familia donde me cuesta más pero trabajando firme en ello, necesariamente. Otras instancias han cooperado conmigo como cuando de plano me han preguntado "eres tal?" y como no miento, sólo oculto la verdad, ni modo, la respuesta es la que hay Sí, soy gay. En un par de entrevistas de trabajo por ejemplo, o con personas que "nada tenían que ver conmigo" o en circunstancias que "nada que ver".
Abrazo Gigante. MERCI!!!

28 de marzo de 2007, 21:07  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Sereno Nada que agradecer. Para eso estamos aquí. Seguí ventilándote y aprovecha la frescura otoñal. Espero que no llueva mucho por allí, al menos no como acá :-(
Lo mismo me sucede a mí en lo que respecta a si uno debe hablar o callar. Muchas personas no entienden y se alejan, las perdemos y esos son los momentos en los que me digo que hubiera debido callar. Por eso, en líneas generales, me callo. En el caso de L. ella no es tan importante, si se hubiera alejado no me hubiera perjudicado en nada. Afortunadamente, parece que lo aceptó y sigue hablándome como si nada. Yo también siento que no miento, sólo oculto la verdad que no es lo mismo. Y hay lugares donde eso es imprescindible. Muchos besos, Sereno.

1 de abril de 2007, 20:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!