sábado, agosto 26, 2006

Aprendiendo a decir NO

Sí, algunos seres humanos, deberíamos tomar un curso que nos enseñe a decir no antes de que sea demasiado tarde de tanto decir a todo que sí.No hice el curso, pero tuvo que decirme basta la mente y el organismo y el no brotó solo. No voy a la oficina desde el jueves 17 de la semana pasada. Me reincorporaré el lunes 28 próximo. Tomando en cuenta los fines de semana y el lunes pasado que fue feriado, falté a trabajar 6 días laborables. Falté a la oficina, mejor dicho, porque a trabajar en sí no falté. Creo que trabajé, en estos días, muchísimo más desde casa que lo que hubiera podido hacer si hubiera ido a la empresa. Me sentía muy mal. Físicamente, sí, pero más allá de lo físico comencé a sentir un agotamiento mental muy profundo. Demasiado. Si yo fuera mi propio médico, diría que lo mío es stress. Pero, como soy médico, fui a un médico de verdad. De esos que sólo se ocupan de curar la parte física de los pacientes. Fui a la guardia porque no daba para más. Estudios, placas de abdomen, ecografía dictaminaron que tengo gastroenteritis. Los certificados médicos que pedí para presentar en la oficina también dicen lo mismo. Reposo por 48 hs. me dijeron la primera vez. Reposo por 72 hs. más, me dijeron la segunda vez. ¡Reposo! Es una hermosa palabra, casi parece un sueño. Me quedé en casa, sí, cómoda, en camisón y chinelas, pero reposar no pude reposar nada. Estuve sentada en la computadora casi todo el día completo. Trabajando, redactando, editando. Para sacar todo el material adelante, ya que debía presentarlo en fecha. La fecha de entrega era ayer viernes 25 y llegué. Con la lengua afuera, pero lo logré. Me falta sólo la última parte, pero eso es bastante rápido. Lo haré hoy sábado. Lo principal está todo hecho. Se lo fui enviando a mi jefe por mail, a la gente del departamento de arte también. Trabajo al día. Gastroenteritis en vías de extinción. Todavía siento que me quema el estómago después de comer, pero voy mejorando. Lo que sí siento es el cerebro extenuado. Me doy cuenta porque percibo que se me acumulan mil cosas, todas juntas, en la cabeza y siento que no puedo con ellas. Lo percibo porque se me hace "un blanco" en cosas muy simples: no recordar una fecha, no recordar un nombre, no se... El jueves, sin ir más lejos, Atanasio me preguntó, en un momento dado, cómo se esribía 2006 en números romanos. Y conozco los números romanos de memoria. Sin embargo, cuando él me lo preguntó, sentí "este blanco" y no podía responderle. Fueron unos minutos, después la memoria regresó. Conclusión: sí que es estrés. Que el estrés haya desencadenado una gastroenteritis, no me cabe duda, pero el origen es el extremo agotamiento mental. Y tampoco de eso me caben dudas. A partir de ayer jueves, me siento más aliviada. Los dolores abdominales comenzaron a ceder, la cabeza más despejada, toda yo más tranquila. ¿Por qué? Porque llegué a tiempo para terminar el bendito trabajo. Todo esto se lo contaba a un amigo argentino que vive desde hace muchos años en Estados Unidos, en la Bahía de San Francisco. ¡Hay gente afortunada en este mundo! No conozco Estados Unidos pero imagino que esa bahía debe ser un lugar paradisíaco para vivir. Mi amigo se llama Carlos y a él le contaba lo que me estaba sucediendo. Me respondió de inmediato y creo que su respuesta me despertó:

(...)Quiero si volver al tema de tu salud… creo sinceramente que es uno mismo el que tiene que poner los frenos. No podés decir a todo que sí y,luego, enfermarte por no poder llegar a tiempo… y más una persona ULTRA responsable como sos vos. Quiero que pienses seriamente y veas si hay algo de lo que tenés que hacer que puedas, realmente, llamar a alguien y decirle que lamentás, que estás enferma y que les vas a hacer el trabajo, pero darles un nuevo plazo. Y SI NO LES GUSTA MALA SUERTE!!...

Te lo digo muy en serio… no es fácil decir que NO (a mi me
cuesta un hue…!... :-), pero hace MUCHO bien a veces poder hacerlo, y sabés cuál es la sorpresa en gente como nosotos?... que cuando lo hacemos con firmeza y claridad, la gente lo acepta y lo aprecia… Es cuestión de buscar la manera amable pero firme de decir las cosas…viene de una voz muy interna y de un respeto profundo por nosotros mismos… y la gente lo siente.

Probá…

Un beso grande, Carlos.



Creo que Carlos está en lo cierto. Y, precisamente, por lo mismo que dije yo antes:


La vida es efímera. Corroboré que lo único que cuenta es que el espíritu se encuentre en armonía. Que el alma encuentre su lugar de reposo. Todo lo demás puede esperar.


Estos días que no fui a trabajar me vinieron muy bien. Siempre hace bien estar en casa, cómodos, resguardados del mundo exterior. Trabajé terriblemente, no lo niego, pero sin moverme de acá. Falté a la oficina y nadie se murió ni se derrumbó la empresa. Incluso, hasta el enfermo de mi jefe le dijo por teléfono a un periodista conocido en común, hablando de mi ausencia, que estaba con gastroenteritis, sí, pero que él consideraba que: "era muchísimo lo que me estaba exigiendo, mucha la presión y que yo me puse al hombro el trabajo de un mes en una semana". Esto me lo contó E., nuestro periodista conocido. Lo sentí positivo. Tendrá defectos mi jefe pero, al menos, parece que tiene un gramo de inteligencia para reconocer algunas cosas. Que así sea. Esta noche de viernes pude comenzar con el libro de Diego. El libro que me dio para traducir al inglés mi amigo Sergio. Esta noche logré traducir la introducción y el primer capítulo. Me sentí algo mejor. Está bien que son 17 los capítulos del libro, pero por algo se empieza y ya lo comencé. Eso también me dio algo más de tranquilidad. De todos modos, pienso hacerlo sin apuro, de a poco, en la medida que vaya teniendo tiempo y ganas. Se lo aclararé mañana a él. Parece, además, que allá por el bar de cada día, notaron mi ausencia. Parece que el mozo H. se extrañó de todos estos días que no me ve por ahí y se que le preguntó a alguien de la empresa por mí. Eso me lo contó Atanasio. A. me llamó el martes por teléfono. Lo noté preocupado por mi ausencia. Me dijo que le extrañó que no me vio en el bar ni por ningún lado. Y me llamó. Le expliqué lo que me pasaba. Me invitó a tomar algo. No en el bar de siempre, lógico, porque no puedo aparecer por ahí si no estoy yendo a trabajar. Nos encontramos en un bar más alejado, a unas pocas cuadras de distancia. Tomé un té verde. Conversamos. Hablar con A. siempre me da paz. No se cómo lo logra, pero logra hacer que me desenchufe de los problemas diarios. Juntarme con él me hizo bien. Que se preocupara por mí me hizo bien. Notó que estaba agobiada. Me trajo con el auto hasta casa. Me dio ternura. También me habló del agotamiento mental que -según él considera- es mucho más fuerte que cualquier dolor físico. No se. Le contaba a él que tengo pensado (cuando toda esta etapa termine) irme un par de días afuera. Vacaciones no tengo, pero, podría ser un fin de semana. No se dónde. No lo pensé todavía. Quizás a Montevideo. Me gustaría regresar allá. O, tal vez, algún otro lugar. No importa dónde. Ya pensaré. Lo importante será alejarme un par de días de Buenos Aires, de la vorágine, de toda esta situación por la que me tocó atravesar y me devoró.
Por otra parte, recibí un email de una amiga de mi amigo Carlos. Ya él me había avisado que, en cualquier momento, podría escribirme esta amiga suya ya que tiene planificado un viaje a Argentina. No la conozco. Pero, como es amiga de mi amigo, debe ser una buena persona. No tengo idea. En su primer mensaje titulado Viaje a Argentina escribió:

Qué tal, yo soy amiga de Carlos K. Quisiera ir a tu pais pero como iria sola pensaba que quizá nos podriamos conocer y salir.
Quisiera encontrar un hotel o quedarme en una casa. Quiero ir a fines de Septiembre, principios de Octubre, que te parece. ¿¿Te interesa conocernos?? Dime si te seria posible porque yo no voy a saber en donde estoy!!!!!!!!!!!!
Saludos. Raquel A.

¡Ay, Señor! Una mujer. Y desconocida. Y buscarle un hotel. Y conocerla. Y salir juntas de paseo para que conozca la ciudad. No está mal. Bueno, eso creo, depende de cómo sea. Sólo lo sabré el día que la vea en persona. En su segundo mensaje -cuando le pedí que me cuente algo de su vida -, para tener una mínima noción de con quien voy a tratar, escribió:

Querida "Rosa Roja": Soy de origen Mexicano y me vine a E.U. sola cuando era bien jovencita. De niña, mi padre, con quien yo vivia, se volvió a casar y a los 9 años me mandarion por primera vez a E.U. con
una hermana de su esposa. Después, regresé a los 13 años y después dos años más hasta que me regrese yo sola y me puse a trabajar. Yo hago trámites de inmigracion para una organizacion no lucrativa - asi que atendemos a las personas que no tienen los medios para pagar a un abogado privado que aqui son muy caros!!!!! Me gusta escribir también pero no lo hago. Me encanta la poesia y la literatura también...Yo terminé la secundaria en México; aqui en E.U. fui a la
Universidad y me costó trabajo hacerlo porque también tenia que sobrevivir, tú ya sabes.... La vida me ha traído alegrias, dolores, alegrias, dolores, amores y muchas sonrisas y lágrimas también. Creo que me encanta vivir y sentir la presencia en nuestro mundo a pesar de todos los conflictos. Veo a clientes todos los dias, no trabajo los Martes porque soy voluntaria en una estación de radio donde tengo un programa de música. Me encanta la música de Argentina, el
tango, las chacareras, las zambas, el folklore; también la de toda nuestra America Latina pero, muy especialmente, la de uds. Cuando vaya quiero llevarte algo, me dijo Carlos que eres menudita asi que veo que te compro. No trabajes mucho para que cuides tu salud.

Un abrazo, Raquel.


Veremos quién es. Cuando venga tendré que oficiarle de dama de compañia. Me parece que no va a ser ningún un sacrificio. Eso espero. Mexicana: ¿le gustará mi amada Chavela Vargas? Eso ya sí que sería ¡Bingo!

Etiquetas:

22 Comentarios:

Blogger Vade retro dijo...

Sabio consejo el que te dio tu amigo, hazle caso. A mí, al igual que a tí, la vida me enseño a decir que no, por superviviencia. Es importante escucharse, nuestro cuerpo y nuestra mente nos envían sabios mensajes...sólo hay que saber estar atentos y obedecer el fluir natural de las cosas. Un abrazo.

26 de agosto de 2006, 11:38  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Hola Vade Es verdad que a mi me cuesta mucho decir que no. Siempre está el temor de que a los demás no les caiga bien pero, bueno... el cuerpo y la mente son sabios y deberiamos escucharlos más y no desobedecerles cuando nos intentan decir que debemos parar. Un abrazo.

26 de agosto de 2006, 14:26  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Bueeeeeno ... hay lindas nuevas bajo el sol!
Pudiste terminar el trabajo a tiempo; estuviste en la paz de tu hogar, alejada de la oficina, que viene bien; tu "jefecito" es conciente de lo que te sobreexige; estás tomando el envión para decir "no" en tiempo y forma; el dolor de la gastritis va a ir menguando de a poquito; A se preocupa por vos y te da paz; vas a conocere a una mujer nueva en tu vida (mmm puede resultar interesante); estás pensando en un finde alejada de Bue para un respirito ...
Bue - ni - si - mo !!!
PD: solo faltaría que ganaras el quini y puedas inivitarnos a tus bloggers amig@s a una semana en las cálidas playas del caribe :) :)

26 de agosto de 2006, 18:28  
Anonymous Su dijo...

Pues si querida rosa roja, haz caso a tu cuerpo y DESCANSA, que sólo tienes uno y te ha de durar tiempo... además, no es bueno trabajar tanto (aunque por otro lado necesario.. el maldito dinero brr), te has de querer más y haz el favor de cogerte ese fin de semana de relax vale???
Un beso desde el otro lado

26 de agosto de 2006, 18:54  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Maria Sí, ahora me siento bastante mejor, es cierto. Recién acabo de darme un relajante baño de inmersión. Llené la bañera con agua tibia y como no tenía sales aromáticas, me arreglé con un puñado de sal gruesa :) Me quedé casi una hora sumergida, con la mente en blanco y sin pensar en nada. Me relajé mucho. Encendí unos sahumerios, me pinté las uñas, y me olvidé de todo trabajo. Todas y cada una de las cosas que mencionas son verdad y me han hecho muy bien. Excepto, la mujer nueva, ella sólo es una amiga de un amigo mío, nada más y necesitará compañía porque nunca estuvo acá, no conoce y es lógico que prefiera salir por la ciudad acompañada. Pero, nada más, no te preocupes.
Si me gano el quini te invito y nos vamos a cualquier parte del mundo, jaja.
Besos.

26 de agosto de 2006, 19:20  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Su Mil gracias por tus cálidas palabras. Me cuidaré, lo intentaré. Comenzaré a hacer más caso a lo que me dice mi cuerpo, que aunque en silencio lo que él nos indica siempre es lo correcto. Y prometo que me tomaré ese fin de semana de relax ni bien pueda. De momento, me estoy yendo ahora a una casa quinta alejada de la ciudad, casi una manzana de verde para recrearme los ojos y con aire puro. Me hará bien. Besos.

26 de agosto de 2006, 19:23  
Blogger charruita dijo...

Gracias por tomarte tu tiempo y dejar comentario en mi blog.

Sobre tu post, San Francisco es hermosisimo; mucho mas hermoso que Los Angeles...pero el clima particularmente no me agrada.

La parte que mas me gusta obviamente es la Bahia. El puerto, los puentes...las contrucciones son muy parecidas a las de mi ciudad.
Los Angeles es como estar en Mexico. En casi todo! Y San Francisco no tanto. Aunque tene en cuenta que casi todas California es como un pedazo de Mexico. Das un paso y encontras 20 mexicanos!

Creo que por lo que he leido de ti en tu blog, San Francisco te atraparia.
Lamento decirte que a Chavela Vargas, las mexicanas casi ni la conocen!! Claro siempre hay exepciones que escapan a la regla...y por ahi aparece alguna que es fanatica de ella. Pero mi experiencia ha sido que yo he terminado ensenandole a los mexicanos quien es Chavela...en fin! quiza tu experiencia sea contraria.

Ojala que la amiga de tu amigo sea piola como para hacer amistad con vos. POr ahi despues pasas en SF visitando a tu amigo Carlos. Chau.

26 de agosto de 2006, 20:07  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Ufa, y yo que me ilusionaba con alguito lindo (sentimental) con esta mujer. Ojalá que sea inteligente, culta, interesante y con chispa, como vos, asi pueden sintonizar en la visita por la city porteña.-
Si la fortuna tocara tu puerta, tocaría la mía también ... si mi invitaras, obvio :)
Al dirigirte a la casa-quinta, podes tararear alguna canción "cuando pal campo me voy, cruzando la autopista, late la mente contenta, un cable a tierra me espera "... (versión adaptada de cuando para Chile me voy, cruzando la cordillera ...) :)

26 de agosto de 2006, 20:59  
Anonymous tito... dijo...

Rosa Roja:

Me temo que ha habido un malentendido. El responsable de Un martini en el Ritz no soy yo sino un tal Der Fürst. No tengo ninguna relación con el susodicho.
Por tanto, sería conveniente que modificaras tu enlace a ese blog.

Saludos!

27 de agosto de 2006, 03:52  
Anonymous serdemar dijo...

Ay rosa roja, no solo has de cuidar tu mente, has de cuidar tu cuerpo, que como bien te dicen solo hay uno y nos tiene que durar toda la vida jeje, lo de la chica que va de vacaciones es fantastico, a mi me encanta enseñar la ciudad y los sitios pintorescos, esos que solo vas con la excusa de enseñarlos, y que el resto del año pasan desapercibidos. Mejorate y disfruta la vida y tu nueva casita, un besote muy gordo

29 de agosto de 2006, 07:02  
Anonymous Anónimo dijo...

Rosa Roja la leo cada tanto, y no recuerdo si alguna vez le escribi.
De su post me quedo con que entiendo su preferencia por las mujeres, debe ser dificil separar las expectativas, ya que no por conocer a la amiga de un amigo, justo esa persona tendria que tener las mismas preferencias que Ud...
Es tal vez un poco más azaroso, el tema, aunque de hecho siempre lo sea.
Todos necesarios nadie imprescindible es algo que siempre debemos tener en cuenta.
Desde bastante chica cada tanto tuve mis trastornos catalogados como psicosomaticos, y juro que prefiero absolutamente los físicos, al menos "hay con que darle"
Creo que unos dias fuera de la city serían lo mejor...
Mis cariños, Rose
Buscare entre sus post mas sobre Atanasio,creo que en los ultimos tiempos esta amistad ha crecido y me he perdido uno que otro capítulo!

30 de agosto de 2006, 16:42  
Blogger charruita dijo...

Espero pronta actualizacion...Saludos!

3 de septiembre de 2006, 20:32  
Anonymous licantropica dijo...

Te extrañamos Rosa Roja!!!!


Vixen

3 de septiembre de 2006, 21:13  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Charruita Nada que agradecerme. Leerte y comentarte siempre es un placer.
San Francisco no conozco. Bueno, no conozco USA y, sinceramente hablando, creo que tampoco me interesaría mucho conocer. No tengo nada ni a favor ni en contra, es sólo un país que no me tira. De todos modos, se lo grande que es, se que San Francisco (al menos en fotos) es muy bonita ciudad, la Bahía mucho más. A Los Angeles me invitaron a vivir en el 2003 y no me quise ir :(
Sí, ojalá la amiga de mi amigo sea piola, si no no se qué haré :(
Ya actualizo, ya actualizo!! :)))
Besos y mil gracias por venir por acá!!!

5 de septiembre de 2006, 01:05  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

María No, ninguna relación sentimental me vincula a esta mujer. Es más, ni siquiera la conozco todavía. La conoceré cuando venga para acá. Y sí, espero que sea amigable porque si no pasear con ella será tedioso y tendré que hacerlo igual. Lo hago más por mi amigo que fue quien me lo pidió.
Un cable a tierra, sí, eso es lo que sentí.

Besos!!

5 de septiembre de 2006, 01:09  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Estimado Tito Quería avisarle que ya he visualizado el malentendido y he visto que la bloga del Martini corresponde a Der Furst y no a ud., amigo. Pero sigo el link que me deja en "yo" y llego a ver los perfiles, varios perfiles de varios "titos" y no lo ubico :-) Sea más explicativo y lo visito, lo comento y si me gusta lo agrego también. Disculpe la confusión y bienvenido a mi morada filosofal. Ya modifico el enlace, gracias!!

5 de septiembre de 2006, 01:12  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Usuaria anónima En primer lugar, quiero agradecerle -especialmente- por leerme y muchísimo más por dejar su comentario que me encantó recibirlo. (Esto mismo les digo a todos aquellos "anónimos" que pasen por aquí, a los que me leen y comentan anónimamente, a los que no comentaron todavía... que lo hagan, que dejen sus huellas, que son bienvenidos/as). Volviendo a "Anónima" creo que no, que hasta ahora no había dejado comentario acá, tal vez sí y se me mezclaron los anónimos (pero no me suena).
Con respecto a sus inquietudes paso a responderle:
1)Sí, a mi preferencia por las mujeres, entendió muy bien.
2) No espero nada de la amiga de mi amigo. Sólo la acompañaré por la ciudad porque viene sola y no conoce nada. No tengo ninguna expectativa, no creo que surja nada y no dejaría que se diera tampoco tal situación. Lo hago porque le debo favores a mi amigo y es la primera vez que él me pide algo, nada más. Por supuesto, coincido con ud., en que estas situaciones son mucho más azarosas y todo llega solo, yo jamás esperé nada de nadie, todo se presentó sin casi darme cuenta, es la mejor forma, no lo dude.
3) Entre los problemas psicosomáticos y los físicos, también yo me quedo con los físicos ya que hay "con qué darle", como ud. dice muy bien. Los psicosomáticos son muchísimo más complejos de resolver :((
Le hice caso y me fui unos días lejos de la ciudad, seguí su consejo y el consejo de mi mente que estaba por estallar :(
Muchas, muchas gracias "anónima" por sus palabras.
Mis cariños para ud.
La amistad con Atanasio sí que ha crecido. Es muy buena persona, cada día lo voy notando más.
Espero volver a leer más comentarios suyos, amiga.

5 de septiembre de 2006, 01:21  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Licantrópica ¿Te dije que sos un sol?!!
No dejes de avisarme así armamos algo ¿si? Besos.

5 de septiembre de 2006, 01:23  
Anonymous licantropica dijo...

pos mujer, que esto aca.

los mails mios no te llegan (es evidente), pero tampoco quiero molestarte si estas tan a full..

yo trabajo por el centro..
y a eso de las 18.30 quedo libre..

cla que mucha gente me reserva los tiempos... por eso de que estoy poco..

pero vamos, tirame un mail, proponme un dia y una hora, y vemos como hacemos para arreglarlo ¿msn no usas????

5 de septiembre de 2006, 19:52  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Licantrópica!!!!! Ya probé todo y me parece que no te llega ningún mail mío tampoco pero es porque yo no se bien tu dirección. Mandame un e-mail a rosaroja217@yahoo.com.ar y así puedo ver tu dirección de correo.
¿Qué te parece jueves a la tarde? A esa hora está ok, 18:30 más o menos y después vemos donde. Escribime a rosaroja217@yahoo.com.ar a ver si lo recibo bien. Besos!!

5 de septiembre de 2006, 21:46  
Anonymous licantropica dijo...

el mail te lo mande..
(es el 4to)...


no estare llegando en tus spams...????


mas alla de eso (la respuesta es erronea..) .. este jueves se me complica, creia que no, pero aparecieron compromisos ineludibles a los qe debo responder.

si te llega el mail que te mande... (si si.. desde la casilla adonde vos me enviaste el dia del "favor") ... al menos sabre que podremos arreglar para la semana que viene, mas facilmente.

Besos!

7 de septiembre de 2006, 01:35  
Anonymous Rosa Roja dijo...

¡¡¡¡Licantrópica!!!!! Sí, estás en lo cierto y sólo es para decirte que ya descubrí donde estaba el error que fue mío y no los "veía". Ahora los vi porque estaba más atenta. Me llegaron todos los que mencionás sin problemas. Ya te los estoy respondiendo. El mail funciona perfectamente, era yo :-P
Besos!!

8 de septiembre de 2006, 00:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!