miércoles, octubre 18, 2006

Hoy pensé en ella



Como "flashes" durante el día, pensé en ella. Imágenes fugaces. Por la tarde, pensé en ella. Mientras tomaba mi café de cada dia con Atanasio, pensaba en ella. Ya pensé en ella ayer mientras tomaba mi cerveza en las mesitas de la calle del café nuevo. Ahora, ni siquiera es posible tomarse una cerveza en paz, fumando en libertad. Tuve que buscar otro lugar. Un lugar nuevo. Afortunadamente, lo encontré a pocas cuadras. Es cálido y chiquito, el mozo parece amable, tiene mesitas en la calle. Allí suelo ir, de vez en cuando, cada vez que siento la necesidad de estar sola y en paz. Una Stella Artois y un cenicero, nada más. Pensé en Carmen. Hoy hace siete años exactos que la conocí, que me conoció, que nos conocimos. Nos conocimos unos días antes pero el día de la primera salida lo contamos a partir del 18 de Octubre ¡Parece mentira! Siete años que nos conocemos, siete años de tanto y tanto que ha pasado, tanto agua bajo el puente, tanto dolor, tanto sinsabor y tanta alegría. Porque hubo de todo: de lo bueno y de lo malo, de miedos, de angustias, de gratos días compartidos también. ¿Por qué no? De lo malo hubo mucho. No debo olvidar lo malo. Pero, no logro olvidar lo bueno. No logro olvidar sus manos, ni sus ojos, ni su voz. No logro olvidar nada. Es cierto que no pienso en ella casi nunca. ¡Por suerte! Si no, sería dramático, sería triste, sí. A veces, hasta creo que me olvidé de ella para siempre. Siento que no volverá a aparecer en mis pensamientos. Y me equivoco. Tal vez no pienso con frecuencia, pero un día como hoy es inevitable. El pensamiento llega solo. Recordaba cuando celebrábamos cada mes, cada 18 y cada año, por supuesto. Y ya van siete. A veces, me da la sensación de que hace siglos; lo siento todo tan lejano... Pero, otras veces, siento que fue ayer. Cada instante lo recuerdo tan vívido y tan fresco que es como si el tiempo no hubiera pasado. La última vez que estuve con ella, que compartimos un par de días juntas fue para el 31 de Diciembre del año pasado. El 30 y el 31. Dos días, una noche. Recuerdo que cuando me fui de su casa, el 31 al caer el sol, se enojó. Quería que me quedara a pasar el fin de año con ella. Yo no podía: tengo mi familia. Ella no podía: tiene su familia. Pero, se que ella hubiera dejado todo para quedarse aquella noche conmigo, para pasar aquel día juntas. No pudo ser. No lo dejé ser. Recuerdo que me tomé un remis en su puerta, mientras ella entraba en su casa con su bata de seda celeste. Recuerdo su cuerpo de espaldas en el vestíbulo, mientras yo me iba en aquel auto. Fue el último que la vi. Volvimos a hablar por teléfono para la Semana Santa. Fui a su casa otra vez, de imprevisto, fui a verla, para pasar con ella esos días. No estaba. La casa estaba cerrada. Me asusté. Me sorprendió. No es de salir tantos días seguidos. La llamé al celular. Estaba en Mar del Plata. Se había ido para despejarse, para no quedarse sola. Mar del Plata le fascina. Cuando oyó mi voz se puso feliz, la sentí, pero estaba lejos. Volví a su casa en un taxi y le tiré una nota, que escribí en el momento, bajo la puerta. Le decía que volvería la semana siguiente o para la otra. Se lo dije por teléfono, también. No volví más. Se que le duele la soledad, se que le pesa, se que lloró. No puede estar sola. No sabe. Tal vez ya hoy no lo esté. Suele buscar compañías ocasionales. No son lo que quiere, no son lo que le gustaría pero "hacen ruido". Hace diez meses que no la veo. No puedo saber nada. Ni siquiera se si me recuerda. Algo me dice que sí. La conozco mucho. Sí estoy segura de que hoy pensó en mí, aunque sólo haya sido por un segundo, sobre eso no tengo dudas. Es mejor así para las dos. Es lo más sano para mí. Es lo más sensato. Lo más conveniente para mí. Pero, hoy sí la extrañé.

Etiquetas:

15 Comentarios:

Blogger charruita dijo...

Un post doloroso.
Yo no se si es mi sangre charrua o que, pero me resisto a la tirada de toalla. Pero claro, cada uno sabe hasta cuando algo da. Ultimamente me pregunto que mierda son las relaciones sanas. Amar a alguien y ser correspondida y no estar juntas porque es mas sano no me cuadra.
Lo digo por experiencia propia. Al final creo que no hay amor, sino puro egoismo. Tu post me hace reflexionar sobre mi propia experiencia.
Gracias por compartirlo.

19 de octubre de 2006, 02:49  
Blogger lauraBaires dijo...

Amamos con el amor básico, el que nos enseñaron en la cuna, en la mesa y la cama de infancia. Amores dependientes, amores distantes, amores demasiado cercanos, amores egoístas, amores víctimas, amores autoritarios, amores insatisfechos, amores complacientes. No hay duda de que los sentimientos existen, pero a veces vienen teñidos de un montón de matices que los hacen imposible de sostener cotidianamente.

Supongo que los humanos nos podemos "emparejar" cuando las neuras propias se compatibilizan con las neuras del otro. Sólo así molesta menos...De lo contrario, surgen estas pasiones como las que hoy contás. Lazos que no pueden mantenerse atados todos los días, porque se ahogan en el nudo.

Me alegro de que hayas encontrado la paz para sentarte a recordar con letras.
Un beso

19 de octubre de 2006, 10:13  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Charruita Doloroso sí, o no tanto, no se... Sentí tristeza, eso sí, impotencia por no poder estar donde me gustaria estar y no se puede :( Yo también me resistía a tirar la toalla. Dicho sea de paso, no se si la tiré. Se me ocurre que volveré a verla algún día, que lo intentaré. También se que no debo, que no puedo, que no es lo mejor que me puede pasar aunque sí es lo que me gustaría. ¡Ay! ¿Por qué todo es tan difícil? Es retórico, no es necesario que des respuesta que ni yo la tengo :(
Yo también me pregunté hasta el hartazgo ¿qué mierda son las relaciones "sanas"? No se qué son, no hallé respuesta todavía. Parece que la vida viene del revés y las relaciones "taaan sanas" me aburren :( o no siento lo que desearía sentir y en estas relaciones más complejas siento más. Y se que no son convenientes porque se que lo insano perjudica. Me perjudica. Pero, en fin... eso no quita que tenga el valor de confesar que, a pesar de saber que no conviene, que no se debe, que no es lo mejor, una parte de mí quedó allí, junto a ella, con las vivencias compartidas. Gracias a vos por tus dulces palabras, como siempre.

20 de octubre de 2006, 01:29  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Laura Sí que amamos con el amor básico, con ese que aprendemos desde que nacemos. Y ese es el amor que de mayores ofrecemos a los demás en diferentes versiones. Porque formas de amar hay muchas, aunque el amor sea uno solo. No podías haberlo expresado mejor: "No hay duda de que los sentimientos existen, pero a veces vienen teñidos de un montón de matices que los hacen imposible de sostener cotidianamente". Rescato esa frase y me quedo con ella. Pero, eso no quita que duela. ¿Serán las famosas "relaciones enfermizas" que les llaman? No se qué es... sólo se que hoy no es... Gracias, Laura. Es la primera vez que me siento a escribir algo sobre ella. Un beso.

20 de octubre de 2006, 01:35  
Blogger Vade retro dijo...

Hay personas que están en nuestra cotidianeidad sin necesitar hacer acto de presencia.
A veces es mejor así porque su ausencia duele menos que si fuera al contrario.
Los recuerdos avivan el sentir
¿Qué duda cabe?
Recuerdo una vez, estando en Portugal, aprendí una palabra que nunca olvidaré y creo define muy bien tu texto: saudade.
Un abrazo inmenso y gracias por dejar tu huella en ad libitum.

20 de octubre de 2006, 03:20  
Blogger Luzbel Guerrero dijo...

Yo hubiera llamado este 18 y los siguientes, los perjuicios actúan sólo si los dejamos; avivemos el fuego, que la noche puede ser larga. BesoS

20 de octubre de 2006, 05:33  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

VadeEs cierto. Hay personas que, de alguna extraña manera, forman parte de nuestra existencia aunque no nos demos cuenta casi, pero ahí están y -de vez en cuando-aparecen en nuestra mente, con los recuerdos, las nostalgias, las alegrías y las tristezas. Un besazo enorme y gracias!!

21 de octubre de 2006, 17:53  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

¡Hola Luzbel! Mil gracias por tu visita. Ya se te extrañaba por aquí. Y tienes razón, yo también hubiera llamado este 18 y el resto, como lo hice durante siete años. Este año me contuve, no quise hacerlo porque se que después vienen los perjuicios y lo pago caro :((
besos!!!

21 de octubre de 2006, 17:55  
Blogger Vade retro dijo...

Me preguntaba si te habrá llegado el correo que te envié...

21 de octubre de 2006, 19:36  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Llegadísimo, Vade!! ¡¡¡GRACIASSSSSSSSS!!!

22 de octubre de 2006, 19:45  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Hola, Rose !
A través de tus palabras, puedo sentir ese "no se que" que provoca extrañar a una persona inmensamente, y no saber que es de su vida, y pensar tambien, que es mejor asi, cada cual por su lado.
Dificil, y angustiante.-
Espero que pase pronto, y, si se repite, el sentimiento sea mutuo y pueda prepararse el reencuentro.-

23 de octubre de 2006, 16:21  
Blogger Vade retro dijo...

De nada :-)

30 de octubre de 2006, 12:25  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

María Gracias por tus palabras, de verdad. Eso fue exactamente lo que sentí: extrañar a esta persona y a la vez sentir o saber que estar separadas es lo mejor para ambas. Y no saber nada de su vida ahora. Pero, gracias, y sí presiento que un día, aunque sea por un rato, nos volveremos a encontrar. Ojalá saea en buenos términos y no esté muy enojada conmigo, ojalá. Me gustaría, aunque más no sea, compartir un par de horas y una cerveza y saber qué es de su vida. Aunque se que sufrió... tal vez ahora ya esté en otra, no se... Besos!!

4 de noviembre de 2006, 00:35  
Blogger MARIA DEL NORTE dijo...

Pare de sufrir ! Productos Sprayette le garantiza su próxima movida del corazón:
* Llame ya !! a la persona en cuestion, tantee el terreno. De ser posible, dígale lo que siente (por fono o acuerdo un encuentro) ... ¿que pierde ? "nada" ¿que gana? "certezas": VALE O NO VALE la pena seguir pensando y haciéndose el bocho por esa personita que le quita el sueño.-
* Productos sprayette. Satisfacción garantizada.

5 de noviembre de 2006, 23:32  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Jajajaja!!! María, me hiciste reir un montón. Parece Crónica TV. Menos mal que no me sugeriste aplicar Baba de caracol :)))))) Nada se gana, nada se pierde. A lo sumo un no, a lo sumo más problemas de los que ya tuve antes, a lo sumo ninguno si ella está ocupada. Nadie lo sabe. Con intentarlo nada se pierde. Muchos besos.

6 de noviembre de 2006, 11:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!