lunes, abril 30, 2007

Domingo de encuentro con Anónima

Veníamos pensando en encontrarnos de un momento a otro.
Ella siempre me hablaba de mesitas palermitanas, sector fumadores.
Y yo, en los últimos tiempos, sólo arreglo encuentros en lugares en los que se pueda fumar. No cedo. Entrar a un café en el que esté prohibido fumar debe ser como que te encierren en un calabozo, imagino.
Como este fin de semana - para mí - es largo (hoy no trabajo), aproveché para desestresarme un poco. Poquito porque mucho no alcanzo a lograrlo. Además, aunque me quedé en casa, trabajé bastante. Me volqué a la fotografía (¡cómo y cuánto me gustan las fotos!) y también porque quería aprender a usar bien el Photoshop. Ese programa es, a mi gusto, uno de los más completos para retocar fotos, para hacer trucos, para incentivar la imaginación y crear algo. Nunca tuve tiempo suficiente para dedicarle y aprender a usarlo bien. Quiero aprender porque se que vale la pena y sabiendo cómo funciona podré aprovechar al máximo sus herramientas y sacarle el jugo. Busqué un buen tutorial (terminó resultándome excelente) y practiqué durante todo el fin de semana. Hasta logré hacer un dibujito a lápiz y me sentí tan contenta como cuando aprendí el abc antes de entrar a primer grado.
Pero, volviendo a anónima, ayer domingo a la tardecita coordinamos lugar y hora. El lugar lo coordinó ella que, afortunadamente, parece que conoce todos los cafés y restaurantes para fumadores que hay en Buenos Aires.
Mientras que coordinábamos el encuentro, pensaba que por qué será que me meto yo en cosas tan extrañas como puede ser encontrarse con una desconocida, encima anónima (porque ni siquiera se su nombre) un domingo por la tarde. Tan tranquila y entusiasmada que estaba yo en casa, camisón y pantuflas luchando, cuerpo a cuerpo, con el Photoshop. ¿Y si no nos caemos bien?, pensé. ¡Ma sí, yo voy igual y pido un cafecito chico! Si veo que la cosa no va, busco alguna excusa y me voy enseguida. Porque, pienso: una cosa es el blog y el diálogo desde aquí y otra es hablar con la gente de la vida real. Para colmo, ella no tiene blog así que no la leo ni se nada de su vida... En fin, por ahí andaban mis cavilaciones cuando veo que se me viene la hora del encuentro y yo seguía en camisón. Me baño y me cambio la ropa en un abrir y cerrar de ojos. Salgo a la calle con todos los pelos parados porque hasta que el cabello no está bien seco no lo puedo domesticar.

Cuando llegué apurada al punto de encuentro me pasó lo que, supongo que es normal. sucede cuando una tiene que encontrarse con una desconocida: llego al lugar y camino para aquí y para allá, gasto la vereda de la esquina, doy vuelta por una calle y por la otra. Encima no me acordaba si habíamos quedado adentro o afuera. Miro afuera y no veo a nadie con las características de la anonima que yo tenía en mi mente. No se por qué la imaginaba una señora, mujer madura, bastante gordita, morocha, con anteojos y con aspecto de docente. Recorro con la mirada todas las mujeres del café, de adentro y de afuera, y no visualizo ninguna con las características que llevaba en mi imaginación.
Gracias a Dios, ella me había dicho de qué color era su abrigo así es que comencé a buscar con la mirada mujeres con abrigos de ese color. La única persona que vi que llevara un abrigo de un color parecido, era una chica joven que estaba sentada sola en una de las mesitas de afuera. Pero, tampoco estaba segura de que fuera el color que anónima me había dicho. Me acerco un poco más a la mesa de esta chica para mirarle el abrigo más de cerca. El color se asemejaba a lo que podía ser pero tampoco estaba segura de que fuera el color que ella me había dicho. La chica, sentada en su mesita, parecía estar super tranquila hojeando un libro. Y yo ahí parada pensando qué hacer. ¿Cómo le voy a preguntar a esta chica si ella es la anónima? No llega a ser ella y me voy a sentir la más ridícula de la tierra. Entro al café para mirar si había alguien, en sector fumadores. Sólo había una señora que rondaba por los 80 o más. No, no creo que sea ella. Vuelvo a salir y la última opción era abordar a esta chica y ¡preguntarle! Me acerqué a su mesa y el típico: "¿vos sos....?", "Sí, y vos sos R.R.". Uf, ¡qué alivio! ¡Era ella!
Una mina fantástica. Nada que ver con la imagen que yo me había inventado en el cerebro. Joven, linda, delgada, una chica "fashion" pero "fashion pensante" de las que me caen bien. Para nada hueca. Lo que yo llamaría una mina "très très chic". Y es una persona de ¡las habladoras! ¡Qué suerte! Porque para eso se encuentra una: para hablar y no para quedarse en silencio. Anónima, la verdad que de muda no tiene nada. Hablamos tres horas seguidas sin stop. Increíble. Y, por supuesto, pedimos más de un café porque el diálogo daba para más. Parece mentira cómo se vuela el tiempo cuando una se siente cómoda.
De repente, me di cuenta de que ella sabía casi todo de mí (es lógico porque lee el blog) y era como si me conociera. Sin embargo, yo de ella no sabía nada. Esto no fue ningún problema porque, en otro abrir y cerrar de ojos, me puso al tanto de todos los aspectos de su vida, Me habló de sus diferentes trabajos, de un ex jefe, criticó al mío (muy bien hecho), de los novios que tuvo, los ex, el actual (se me hizo una coctelera en el cerebro pero ahora ya los tengo diferenciados). También de su familia, de sus amigos y hasta de los vecinos. Nah, si es lo que digo, diálogo no faltó. Criticamos a un par de bloguers, jeje, pero no fue tan grave, ya que también hablamos bien de otros.
Volví a corroborar que este mundo es un pañuelo. Buenos Aires es grande y no va que venimos nosotras a vivir justito en la misma calle. Eso sí que se llama coincidir. Después, me hablaba de conocidos suyos, lugares a los que suele ir y lo que me menciona me suena casi familiar. Me habló de un hombre que fue a ver, me lo nombra y yo pienso: "¡¡uhhhhhh, no lo puedo creer!!! Si con este hablo yo seguido por teléfono, me persiguió con los mails hasta que lo entrevisté, quiso que lo ayudara en x proyecto". ¡Claro, lo conozco! y viene anónima y me lo nombra. Pero, como en domingo y fuera de la oficina, no hablo de laburo no dije nada. Que este lugar, que aquel otro. Y casi todos me eran familiares porque alguna vez estuve relacionada con esos lugares.
En resumen, me encantó el encuentro, me encantó la conversación fluída, me encantó conocer a anónima. Que aún sigue siendo anónima porque, de tanto hablar, nos despedimos y no le pregunté su nombre.
En muchas cosas se parece a mí, tenemos gustos similares. Eso es agradable. En otras no, pero bueno, tampoco se puede ser dos gotas de agua.
Pero lo que más rescato de la gente es que sean pensantes. Eso me cae muy bien. Y anónima lo es. Además, me gusta su escala de valores. Es una mujer que valora el amor, la amistad y tiene los pies sobre la tierra en lo que respecta a la vida, la muerte y la locura. Gente así vale la pena tratar.
Como si todo esto fuera poco, me llevó un regalo. Me sentí bastante mal y culpable porque yo no le llevé nada. La próxima vez será sin falta. Me encantó porque me llevó lo inconseguible, lo que tanto tiempo busqué y no logré hallar en ninguna librería. Lo que hizo que se agolparan en mi mente, en un segundo, todos los recuerdos de mi love español. Y lo tenía ella allí sobre la mesa, para mí.

Voilà!



Etiquetas: , ,

44 Comentarios:

Blogger Vade retro dijo...

Esos encuentros me encantan, el tener la posibilidad de ponerle carne a las imágenes que nos inventamos.
La verdad, aunque salga mal, me parece que vale la pena animarse y conocerse. Siempre estarás más cerca de la verdad de aquello que en un breve lapso quieren desnudar ante tí.
Un abrazo amiga.

30 de abril de 2007, 11:58  
Anonymous Anónimo dijo...

Naaahhh! Rose no me haga esto, no se dio cuenta que entre tanta "virtud" también sufro de curiosidad pero maaaal!?!? a quien tenemos en común??? digamelo por mail...así no quemamos a nadie...
Y gracias por semejante post ; )

30 de abril de 2007, 12:58  
Blogger Blueyes dijo...

RosaR, preciosa reseña, vivan los encuentros anónimos.
1 beso

30 de abril de 2007, 17:44  
Blogger Marce ( Daria en su defecto) dijo...

Ahora me dieron ganas de encontrarme con alguien "anónimo" yo que soy tna cagona para esas cosas...ja.
Y mire usted! flor de libro, la linda sorpresa que em llevé es que no conocía la verdadera cara de Ramón Sampedro, solo la cara del actor..
Saludos!
PD: que bueno que le haya servido lo de las letras de word!

30 de abril de 2007, 20:52  
Blogger Milkus Maximus dijo...

4 Cosas:

1- Excelente post.
2- Cuidado con eso de reunirse con desconocidos, se puede convertir en vicio (se lo digo por experiencia)
3- Mi opinión acerca de Ramón Sampedro coincide tanto con la tuya como coincidirían un menú lapón y un tratado de paleografía.
4- Me asombraste: MUY buenas fotos che!!!

30 de abril de 2007, 22:16  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Vade Como siempre tus palabras llegan cargadas de calidez y de humanidad. A mí también me gusta mucho la idea de ponerle "rostro, carne y hueso" a los personajes que nos imaginamos.
En el caso de anónima, no salió mal. Bueno, al menos por mi parte, todo lo contrario. Sentí que resultó fácil la fluidez del diálogo.
Un abrazo enorme para tí!

1 de mayo de 2007, 00:54  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

anónima Un placer tenerla por aquí, como siempre y hoy más! Significa que resistió estoicamente, aún después de conocerme. Espero que ud. no lo haya pasado demasiado aburrida...
Me alegra mucho que te haya gustado un poquito este post. Por eso te pregunté anoche si no te parecía mal si lo posteaba. Lo hice porque pasé un momento muy agradable y creo que es bueno difundir en la blogósfera que no todo es tan virtual y que, algunas veces, una llega a conocer a personas muy agradables que saltan del monitor a la vida real. Ojo, digo algunas veces, porque también puede pasar de conocer a alguien y no te agrade y ahí sí que no se qué haría... Afortunadamente, las dos personas que conocí - hasta ahora - resultaron fantásticas.
Con respecto a sus virtudes y defectos tiene mucha razón. Enumeré todas las virtudes pero me olvidé de mencionar un defecto suyo imperdonable :-) No se puede vivir en este mundo, en esta vida sin haber leído a la Pizarnik. ¡No da! Algo se me ocurrirá para volverla pizarnikiana :) Es grave lo suyo.
Calme la curiosidad, amiga. No vale la pena. Para ud. el hombre por el que pregunta le aseguro que es irrelevante, sólo me lo contó como al pasar sin la más mínima importancia. Prefiero no dar nombres porque no quiero mezclar blog con laburo. Se que Ud. me entiende :)
Un besote! Y gracias por lo de anoche. Me encantaría que se repitan más encuentros!

1 de mayo de 2007, 01:06  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Blucita Síiiiii, los dos encuentros que yo tuve, por el momento, fueron maravillosos! Se que los tuyos también lo son. 1 besazo enorme!
P.D.: ¿viste que dije que la gente que piensa me gusta no? :-O

1 de mayo de 2007, 01:11  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Marce Síií, te entiendo porque a mí me pasaba igual. Soy bastante ostracista y me costaba eso de conocer desconocidos (parece redundante pero no lo es). De verdad, muchas veces pienso que sería fantástico poder organizar un gran encuentro bloguero. Al menos las que estamos en el país. Un día, María del Norte (que últimamente está missing) escribió un post acerca de un encuentro imaginario y me dio mucho que pensar.
No obstante, más que encuentros masivos (que creo que algún día organizaremos uno) prefiero el face to face. Me parece que se puede conversar mejor que en la multitud.
Si algún día voy a Entre Rios nos vemos y si algún día venís para acá lo mismo. Sería un placer así me entero cómo suenas :-)
Un besote!
P.D.: Sí que me sirvió lo del word ¡gracias!

1 de mayo de 2007, 01:19  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Milkus
1) Gracias, me alegra que te haya gustado el post. Lo escribí de corazón.
2) Jaja! Adelante con el vicio; si te parece ok nos encontramos a tomar un café.
3) No se... la película me dejó muda. La sentí muy fuerte.
4) Lo de las fotos es una joda, no? Lo digo porque las que están ahí son requeteviejas. No son buenas ni tienen retoques. Nada tienen que ver con mi incipiente aprendizaje del photoshop. Che, nadie notó mi trabajo de la cabecera??? Ese sí lo hice con photoshop basándome en la foto que tenía colgada antes.

1 de mayo de 2007, 01:25  
Blogger lala dijo...

lindo lindo...
rescate de gente pensante, si!

1 de mayo de 2007, 02:19  
Blogger Zalet dijo...

Hola!!1

Sabes que yo tuve una amiga por correo diez años, nunca nos conocimos hasta mi casamiento, apenas entro la reconoci, aunque no la conociera, sabia que era ella.
Esas cosas que te da la vida, no?

1 de mayo de 2007, 17:56  
Anonymous Anónimo dijo...

Rose, pasó pero no me dejó rastros?!?! : (
Le aseguro que a pesar de que la entiendo en no querer darme el nombre de la persona común, igual sufro, porque además si es tan intrascendente para mi, se trata solo de una coincidencia y basta, quiero saberrrrrrrrr!

2 de mayo de 2007, 11:17  
Blogger LauraBaires dijo...

Qué lindo post!!!! Yo tuve varios encuentros reales con gente virtual, y jamás me decepcioné. Pero confieso que mi cabeza novelera siempre teme romper el hechizo de los personajes fantasiosos que se crea.

Supongo que, dado que las conexiones virtuales tienen mucho de esencia, las posibilidades de fracaso han de ser pocas. De todos modos, Carlos La luz en mí (a quien conocí en La Biela) un día me dijo que hay escritores que uno nunca quisiera conocer en persona.... Y puede que tenga razón, pero aún no me ha sucedido.

Celebro tu linda tarde, Rosa!!!

2 de mayo de 2007, 13:46  
Anonymous marta drooker dijo...

Ay, Rosita Roja, lo que me trajiste a la memoria. Aquel post de María Norte (dónde se habrá metido esta mujer, chinita de porquería?!?) sobre un encuentro bloguero imaginario fue el origen del Blog Polifónico (casi en coma cuatro, a ver quién lo revive, che, pobrecito!). Eso de encontrarse fuera de una computadora es muy adrenalínico. En realidad, todos los encuentros son adrenalínicos, sean del plano que fueren. Muy placentero tu post!

3 de mayo de 2007, 08:26  
Blogger LauraBaires dijo...

Aunque me tapa el laburo, Marta me indujo a pecar y revolver los archivos de nuestra extrañada María para releer su post sobre nuestro encuentro. En ese momento no las conocía mucho, pero si hoy me proponen algo así, creo que ya mismo empiezo a ponerme rimel...Aunque, pensandolo bien, capaz que los años me juegan una mala pasada y entre el chocheo emocionado y el rimen termino con cara de cebra.

La consigna será NO AL RIMEL... (porque lloraremos de risa)

Ey, Laura, ey...
Ey... ey
Que tenías que laburar vos, te acordás?
Ey...a vos te hablo, che.

Má sí!!! adiós!!!

3 de mayo de 2007, 13:22  
Blogger Irene dijo...

Hola rosa roja, qué coincidencia... me pasaron un photoshop y yo también le estuve echando un ojo pero hiciste bien en pillar un tutorial porque sin ayuda es desesperante. Espero poder aprender y hacer un banner para mí y otro para tí, jejeje
Vi el retoque de la foto del blog, me gusta más ahora.

Sobre encuentros virtuales convertidos en reales (hasta ahora, toquemos madera)siempre me han salido muy positivos.
Me alegro mucho de que disfrutaras.
A mí también me gusta la gente pensante.
Un abrazo

4 de mayo de 2007, 03:25  
Anonymous marta drooker charlotte dijo...

Bue´..yo también ando tapada de laburo... hasta la cámara séptica se me rebalzó de trabajo. Pero, Rosita Roja, Laura también me tentó a contestar. Estoy segura que los efectos del rimel serían esos aunque no los resultados. Laura queda, onda Animal Planet,como cebra. Yo, onda Utulísima, como un charlotte, ese postre con helado y chocolate caliente que te lo derrite todo y es un enchastre. Así de asquerosa quedo. Laurita, Rosa Roja, habrá que comprar un make up menos berreta, che!

4 de mayo de 2007, 08:56  
Blogger Batsi dijo...

¿Adivina de dónde vengo??? Del blog de Irene. Te encontré ahí y te seguí. Primero pensé... "uffff, que post tan largo". Pero comencé a leer y me enganché. A mí me sucedió lo mismo que a vos cuando conocí a Irene en Barcelona. Y me quedé encantada con ella. Espero que un día se lleguen a conocer. Uno no sabe. Aunque ambas están tan lejos la una de la otra pero el mundo da muchas vueltas.

Me encanta tu estilo tan natural. Explicas todo con tanto detalle que hasta me sentía ahí observando tu búsqueda en el café.

Saludos

4 de mayo de 2007, 14:08  
Blogger peyote dijo...

Bueno para los que no fumamos en un país, donde no hay espacios para no fumadores estamos un poco aterrados con el humo. Pero entiendo que las conversaciones sean tan generosas, eso es bueno. Pero mira voz; que los pañuelos, que en mi ciudad dizque de 2 millones, casi todos saben de donde vienes, es fácil aplicar la GESTAPO.

Saludos, me perdí bueno ratos en tus escritos.

4 de mayo de 2007, 17:24  
Blogger Batsi dijo...

Por cierto, haber si luego nos dices qué tal es el libro ese.

4 de mayo de 2007, 18:14  
Blogger Silvina dijo...

UUUUFFFFFFF, por fín, he pasado en varias ocasiones y no pude comentar en tu blog, te mandé un e-mail y todo, bueno parece que hoy si, me alegra que coseches migas, esto es como la vida real, aquí conoces gente macanuda y otra que tb. te hubiera fallado si la conocias en otro ámbito. Yo solo conocí a una y dí la vuelta al mundo luego. Un abrazo Rosa.

6 de mayo de 2007, 12:58  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Lala Gracias, Lala. Sí que es lindo intercambiar un diálogo con personas pensantes y sensibles.

7 de mayo de 2007, 12:10  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Zalet ¡Qué increíble! Tantos años manteniendo una amistad de esas características y sí no me extraña que la reconocieras de inmediato. Muchas veces uno logra, de este modo, conocer más del otro que si lo tratara en persona todos los días. Hermosa anécdota la tuya.

7 de mayo de 2007, 12:12  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Anónima!!! Un honor tenerla por aquí. Estos días estuve a mil, una semanita estresante y encima con contractura cervical :( No me falta nada. Ni tiempo para dormir.
Dejaré huella. A ver cuándo nos volvemos a encontrar!! Y no sufra, no sufra! Habiendo cosas tan importantes en esta vida mire si se va a venir a preocupar por algo intrascendente. Muchos besos.

7 de mayo de 2007, 12:27  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Laurabaires Sigo confirmando y afirmando que los encuentros reales son sumamente gratos. Al menos, lo han sido en mi caso y siento que me dejan mucho de positivo. Honestamente, me hacen bien. O será que di con personas interesantes. En mi caso, no me decepciono porque me pasa al revés que tu caso. Mi cabezota imaginativa imagina personajes que son un desastre, jaja!! Así, cuando veo a la gente en persona, el efecto es el opuesto y descubro que son en persona mucho mejor de lo que las imaginó mi cabezota
:-)
Si tu cabeza novelera teme romper el hechizo será mejor que no me conozcas nunca, jajaja!!!

7 de mayo de 2007, 12:34  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Martita Me alegra sinceramente volver a verte por acá. Se te extrañaba mucho!!! Antes no se qué problema había acá para dejar comentarios (sabe Dios qué toqué) pero ahora ya se arregló.
Vos podés creer que las dos pensamos exactamente en lo mismo!! Lo primero que vino a mi mente fue aquel post de María del Norte (¿dónde se ha metido esta niñaaa?) que tanto me gustó en su momento. Me gustó tanto que lo guardé y lo conservo.
Me alegra que te haya gustado el post y tenés el privilegio de ser la primer persona de este continente que conocí y a mí me encantó nuestro encuentro. Espero poder verte muchas veces! Me encantó!! Sos una persona encantadora.

7 de mayo de 2007, 13:22  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Lauritabaires Si me hubieras preguntado, te evitabas el revoltijo. Yo tengo guardado ese post imaginario y te lo pasaba al toque.
Lauri, no hay nada más lindo que ver una mujer al natural. NO AL RIMMEL :-) No se por qué se empeñan en usar esas cosas tan empalagosas cuando lo mejor que hay es la propia piel!
Por ser vos, te voy a confesar una intimidad: hasta el momento, llevo tres encuentros. El primero con la querida mitómana, el segundo con "anónima" -que de tanto que tuvimos para hablar, me fui sin preguntarle el nombre ¿podés creer?- y el tercero con alguien que aún no se si le parece bien que nombre. En los tres casos, y de ambas partes, los encuentros fueron SIN RIMMEL y todo salió fantástico. Jajaja!!
Seguí hablando sola vos, seguí, dale, que ya vas a ver!! Eso te pasa por leer a La Rosa Roja. Mirá que es contagioso, jeje, una termina hablando sola por la calle y esas cosas :-)

7 de mayo de 2007, 13:34  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Irene Me gusta muchísimo la fotografía digital y todo lo que se puede llegar a hacer sabiendo mucho del tema (que no es mi caso por ahora) así es que me decidí muy formalmente a aprender. Estoy bastante volcada al aprendizaje aunque todavía no se hacer banners ni loguitos. Ojalá aprendamos!! Me alegra que hayas conseguido el photoshop y que te sea útil. Uhhhh, si me llegas a regalar un banner me caigo de la emoción. Nunca logré hacer uno :-(
Me alegra que te gustara mi retoquecito en blanco y negro. Tb me gusta más ahora.
Los encuentros si das con gente interiormente linda son sumamente agradables y positivos. Bueh, es mi humilde pensamiento.

7 de mayo de 2007, 13:41  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Amiga Martita No, no y no. No te dejes sugestionar por esos productos empalagosos!!! Reitero: nada mejor que una misma al natural!!! No me gusta todo ese enchastre, definitivamente. Nada de make-up.
Una vez más me solidarizo con tu situación. Estoy en la misma: tapada de laburo :-( :-(

7 de mayo de 2007, 13:44  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Batsi ¡Muy bienvenida! Y tienes razón. El mundo da muchas vueltas. No puedo decir que un día no iré a Barna. Ya he estado allí otras veces. Tengo familia y amigos en tu ciudad. Tal vez pueda volver. Irene, un día, puede que tenga ganas de conocer el sur del planeta y aquí la tengamos.
Gracias a tí por leerme.
Y sí, en cuanto termine el libro (queda poco) te contaré.

7 de mayo de 2007, 13:47  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Peyote Noto que estás del otro lado de la cortina de humo y eso, lejos de parecerme mal, me parece EXCELENTE. ¿Qué mejor para conservar una buena salud? Ojalá los fumadores pudiéramos aplicarlo. Algún día lo haré, cuando me decida; soy de tener fuerza de voluntad para lograr la meta que me propongo. Creo que si uno no lucha nadie lo hará por tí.

Peyote: quiero agradecerte muy especialmente lo último que has dicho "me perdí buenos ratos con tus escritos". Eso para mí vale oro. El tiempo lo vale, el mío y el de los demás. El hecho de que alguien me dedique unos minutos tiene mucha importancia. ¡GRACIAS!

7 de mayo de 2007, 14:01  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Silvina ¡Cuánto me alegra que hayas podido volver a comentar! Parece que ya se solucionó el inconveniente que todavía no se cual fue. Pero, ya volví a la normalidad.
Sí, conocer gente en la vida real, en mi caso lo siento muy enriquecedor.
Besos!!!

7 de mayo de 2007, 14:04  
Blogger Blueyes dijo...

RoseRed, pase a dejarte un saludo y feliz inicio de semana.
Petonets

7 de mayo de 2007, 19:12  
Anonymous Anónimo dijo...

Rose, no nos postea porque contesta uno por uno a full, ya las descubri (no se contagió todavía ; ))
Vamos dele, por lo menos cuente el siguiente encuentro virtual.
Con respecto a lo que no me cuenta no es que me preocupe, me IN-TRI-GA!
Organizare campaña entre sus fans para que la convenzan ; )

8 de mayo de 2007, 16:14  
Blogger fiorella dijo...

Me encantò!Que bien transmitìs lo sucedido. Se nota que lo pasaste bien y que vale la pena encontrarse.Un beso

9 de mayo de 2007, 12:46  
Anonymous Marite dijo...

Hola, pasaba por aqui a saludarte, desde la ultima vez que dejaste un comentario en inescapable, he tenido problemas con el blog hasta que le agarre la mano al nuevo sistema, pero desgraciadamente perdi todos los comentarios :(
Espero que estes bien y un besito, nos estamos leyendo. :)

11 de mayo de 2007, 20:27  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

¡¡¡Blueyes!!! Ya estoy aquí nuevamente. ¡Petonets!

12 de mayo de 2007, 17:27  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Anónima Demasiado trabajo, pocas horas de sueño, practicando y estudiando photoshop, los encuentros, uy, estuve a full! No puedo cteer que ya estamos en el weekend otra vez.
Es un placer tenerla por acá!! Besos!!!

12 de mayo de 2007, 17:31  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Fiorella Exacto. La verdad es que lo pasé bien y son agradables los encuentros en persona. Al menos, hasta ahora así han sido todos. Besos.

12 de mayo de 2007, 17:34  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Marité Nunca me pasó pero me imagino que no debe ser agradable perder los comentarios... Al menos, para mí tienen valor, tiene valor el intercambio, el feedback que se genera en los posts, entre los bloguers. Lo que sí me sucedió es que toqué algo (vaya a saber qué) y la gente no podía comentar. Parece que se arregló. No importa, lo importante es que estás acá en la blogósfera! ;) Besos!

12 de mayo de 2007, 17:38  
Anonymous Anónimo dijo...

Soy Charruita, yo no se que pasa que no puedo subir mis comentarios con mi nick a este blog!!!!

Gran post! Hermosa viviencia. Yo no he tenido aun la experiencia de encuentro con bloggeros, por razones obvias. El 90% por ciento de los blogers que leo o me visitan viven fuera de US. Dentro del 10%, viven lejitos de L.A...ejemplo NYork.

Pero me encantaria tener un encuentro grupal con varios bloggers que leo a diario en alguna parte del mundo. Con vos estaria dificil la cosa, no visito lugares donde se fuma. Y en eso no tranzo!

13 de mayo de 2007, 15:45  
Anonymous La Rosa Roja dijo...

Muchas gracias, Charru, por tu comentario y por tu presencia. No te preocupes por fumar o no, si tuviera la oportunidad de conocerte resigno el cigarrillo durante el encuentro.

Sí que son agradables los encuentros blogueros, al menos los que yo he tenido hasta ahora lo fueron. No me arrepiento.

11 de junio de 2007, 22:52  
Blogger tAmArA dijo...

Hola! Acabo de caer en tu blog como se cae al suelo: por casualidad. Hace poco que conozco la obra de Pizzarnik y me encanta. Una vez me enfadé mucho al leer un artículo que decía que esa triteza extrema era un mero recurso.
Y bueno ... encantada de pasar por aquí, volveré a hacerlo... mar adentro/mar afuera. ( lo que lloré con esa peli)

8 de septiembre de 2007, 20:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal




visitantes en línea


adopt your own virtual pet!